junta-autobus

Los Consorcios Metropolitanos de Transporte de Andalucía, dependientes de la Consejería de Fomento, contarán con un sistema pionero para la purificación del aire en todos sus autobuses. Así, se convertirán en espacios libres de organismos y partículas nocivas. De hecho, va a ser la primera flota corporativa de España en incorporar este sistema.

Esto se pondrá en marcha durante este verano en todos los consorcios andaluces. La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, ha destacado que esta iniciativa “remarca lo seguro que es viajar en transporte público. Muestra el empeño del Gobierno andaluz por mejorar las condiciones de viaje de los usuarios de los Consorcios”.

El sistema de purificación del aire se basa en tecnología activa (no exclusivamente mediante sistema de filtración) capaz de neutralizar los virus (incluido el SARS-COV-2), así como otros tipos de microorganismos, gérmenes y alérgenos. También es capaz de evitar malos olores. La inversión prevista es de 307.000 euros en los 1.000 autobuses andaluces, según ha explicado la consejera. También ha indicado que este proyecto es fruto de la colaboración público-privada, puesto que los operadores serán los encargados de la instalación del sistema y de su mantenimiento.

Su funcionamiento consiste en la generación de iones negativos y ozono en las proporciones adecuadas. Las trazas de ozono que se generan en el proceso cumplen con los estándares de seguridad establecidos y garantizan su funcionamiento en un intervalo amplio de temperaturas. En los protocolos de verificación en los que se ha testado su eficacia, se ha incluido el SARS-Cov-2 u otro virus de igual o mayor resistencia.

Incrementar el uso del autobús, el objetivo principal

Carazo ha destacado que la “instalación de este sistema contribuirá a generar confianza sobre la seguridad en los viajes en autobús en un contexto de pandemia que ha generado un descenso en la demanda de usuarios de todos los modos de transporte”. Además, “el nuevo sistema garantiza a los usuarios que el interior de los vehículos en los que viajan están libres de organismos nocivos. Esto contribuirá a reactivar el uso del transporte público”, ha manifestado.

En cuanto a la demanda actual de los autobuses de los consorcios, se sitúa actualmente en un 52%, si bien la oferta de los servicios está al cien por cien en hora punta y al 70% en horas valle. La previsión es que dicha demanda suba al 60% este verano y al 70% a final de año.