La crisis del coronavirus ha paralizado la actividad de los autónomos y pymes granadinos quienes han tenido que cerrar por más de dos meses. La clausura les ha costado perder cifras significantes en lo económico. El lunes 18 de mayo muchos de los empresarios de la provincia han regresado a sus actividades. Uno de ellos es Sergio Cuenca, dueño de la cafetería ecológica “Mimimi”.

Visitamos a Sergio, quien amablemente nos abrió las puertas de su local para contarnos un poco acerca de su reapertura y cómo lo ha pasado durante la cuarentena. “No nos ha quedado más remedio que cerrar, el tema de la salud obviamente es más importante. Es ‘jodido’ porque estos son los tres, cuatro meses del año que más se factura, tanto en un local como en otro” (regenta también un pub).

Con solo 4 mesas en servicio el “Mimimi” es muy solicitado por la gente de Granada, desde la hora de apertura a las 12 del mediodía, hasta que el local cierra entre las 9 y las 10 de la noche. La terraza de la cafetería siempre está llena.

En estos momentos tan complicados, al autónomo no se le ha otorgado mucha ayuda por parte del Gobierno. Sergio lamenta mucho este hecho ya que le ha perjudicado en demasía: “La verdad que nos ha afectado bastante porque realmente los autónomos no hemos tenido ayuda. Nos han seguido cobrando los impuestos, alquileres, la seguridad social de los empleados. Ha sido bastante duro con unas pérdidas bastante altas”.

Al preguntarle qué debería hacer el Gobierno desde su punto de vista nos respondió lo siguiente: “Realmente darnos algo de margen en el tema de las subvenciones y ayudarnos un poco más. Que bajen los impuestos, que nos cueste menos la cuota de la seguridad social, o que hagan otro estado de alarma para la economía. Yo tengo la suerte de que no voy a cerrar y eso que he perdido mucho dinero, pero conozco bastantes locales que por desgracia han tenido que bajar la persiana y es una pena para la economía. Se tenía que haber portado mejor el Gobierno con el tema de los alquileres y los impuestos y no ha pasado, es una lástima la verdad”.

Tras pasar Granada a fase I, el ‘Mimimi’ volvió a abrir sus puertas al público, sin embargo, Sergio y sus trabajadores ya tenían todo preparado desde hacía tiempo: “La fase 1 ya llevaba preparándola desde hace 2 semanas con la mala suerte de que no nos dejaron abrir al final. He estado desinfectando los locales para tenerlos a punto. Con el 50% de la terraza la verdad que no hacemos mucho, pero no nos queda otra porque tenemos que seguir pagando”.

El Gobierno ha implementado medidas de prevención sanitaria y el local de Sergio ha cumplido con todas las exigencias: “He hecho buenas separaciones de las mesas, tengo muros de hormigón entre una y otra, con su gel de higiene, mascarillas, guantes, todo bien cuidado y limpio. Cada vez que cerramos tenemos que desinfectar y entre medias igual. El cuarto de baño también se desinfecta cada vez que se usa. Son medidas que en principio deberían evitar contagios en esta cafetería”.

Para la población será difícil regresar a la normalidad y esto podría suponer un riesgo para los negocios locales. A pesar de ello, Sergio confía en que todo se estabilizará muy pronto y la gente volverá a salir con la confianza de antes: “Quizás al principio asuste un poco pero creo que a la gente se le va a quitar el miedo antes o después”.

Por último, Sergio le manda un mensaje a todos los autónomos españoles y un recordatorio al Gobierno. “Dar mucho ánimo a toda la gente y todos los empresarios de Granada y España para que sigan adelante. Aunque la gente no lo sepa, somos los que vamos a volver a levantar el país. Se valora muy poco a los autónomos y ya va siendo hora de que lo hagan más. Somos una gran parte de la economía de España y deberían habérnoslo agradecido de otra manera”.

A pesar de la pandemia, el “Mimimi” sigue ubicado en el primer puesto en TripAdvisor debido a la calidad de sus productos 100% ecológicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *