El Granada CF cosechó un empate tras un complicado partido. Con un hombre menos desde los primeros quince minutos, los rojiblancos aguantaron las acometidas y el acoso constante del Levante como pudieron que, a raíz de la expulsión de Gonalons, se volcó en ataque para coger aire y sacar la cabeza de los puestos de descenso. No lo consiguió, pero se llevó de Los Cármenes un premio aún inédito este curso.

Así, con el tanto anotado por el ex granadinista Rubén Vezo pasada la media hora de encuentro, el conjunto de Paco López se convirtió en el primero capaz de no marcharse con las manos vacías del estadio situado en el Zaidín en Liga. Hasta la fecha, el Granada ha reunido a tres víctimas como local.

En la jornada inaugural, los de Diego Martínez doblegaron al Athletic Club después de una disputada primera mitad (2-0). Yangel Herrera y Luis Milla, autor de su primer gol en Primera, mandaron a la lona a los leones de Gaizka Garitano, los cuales parece que comienzan ahora a carburar tras un inicio irregular de temporada.

A la semana siguiente le tocó a otro vasco sufrir a un Granada en estado de gracia, espoleado de más a raíz de su triunfo en Dürres ante el Teuta. Tras un tempranero tanto de Roberto Soldado, el Alavés de Pablo Machín no le perdió la cara al encuentro. Con un gran disparo de libre directo, Joselu coló la pelota por la esquina inferior izquierda de la portería de Rui Silva para poner las tablas. Los babazorros pudieron haberse llevado el gato al agua con un balón al larguero de Edgar, pero fue Machis el que sentenció a los visitantes completamente solo ante Pacheco a diez minutos del pitido final (2-1).

El Sevilla FC, otra víctima rojiblanca

Era el segundo triunfo en casa consecutivo del Granada, pero estaría por llegar un tercero. Esta vez ante todo un campeón de Europa y el otro mejor club andaluz del momento. El Sevilla de Julen Lopetegui salió a Los Cármenes dispuesto a prolongar su imbatibilidad. Joan Jordán trastocó el partido sevillista al provocar su expulsión por doble amarilla. Cerca del final, Yangel Herrera apareció desde segunda línea para remachar a gol un gran centro de Foulquier y matar a los hispalenses (1-0).

El Granada sumaba nueve puntos de nueve posibles. Los Cármenes se había convertido en un fortín aun estando vacío. Podrían haber sido doce si no se hubiese aplazado el choque también en casa frente a Osasuna a causa de la participación de los rojiblancos en la Europa League ante el Malmö, competición en la que el Granada también exhibía su gran momento.

Una semana antes de viajar a Suecia, el Locomotive Tbilisi se volvió a Georgia eliminado con un gol de Darwin Machis y otro de Jorge Molina en la tercera ronda previa (2-0). El pasado jueves fue el PAOK FC griego el encargado de cortar la sangría visitante en el estadio de Los Cármenes. Con un planteamiento valiente a la vez que defensivo, el cuadro de Abel Ferreira dejó su meta a cero para llevarse un valioso punto de cara a las aspiraciones de los griegos en la competición (0-0).

Aunque se trata solamente del principio de la temporada, que el Granada haya dejado escapar dos puntos de doce como local en Liga dice mucho del momento irrepetible por el que pasa el cuadro rojiblanco. Batiendo récords semana sí y semana también, el Granada, que sigue invicto en Los Cármenes, sonríe más que nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *