Hay crisis que estallan de la noche a la mañana y te dan la vuelta a todo en un segundo. Es lo que ha sucedido con el Covid-19 que está poniendo a prueba la resistencia de autónomos y PYMES de este país. Pequeñas empresas que subsisten, muchas de ellas, con el trabajo diario que les basta para llevar un sueldo a casa. Las mismas empresas que ahora tienen que seguir pagando impuestos, y los mismos autónomos que tienen que seguir cotizando. Muchos de ellos habiendo perdido casi la totalidad de ingresos. Y ahora se enteran de que Los ERTE acabarán con el estado de Alarma. Está claro que el autónomo tiene pocos amigos en el Gobierno de España.

Sin embargo, pocos se rinden. La esencia de la PYME en Andalucía (más de 500.000) le otorga un halo de super héroe y, como están haciendo los sanitarios, se han propuesto resistir. Y para ayudarles hay entidades como la Cámara de Comercio de Granda que está asesorando a cientos de personas en una situación similar que se encuentran en la duda de si sobrepasar la línea de la deuda y endeudarse (más). O si acogerse a un ERTE para reducir gastos al máximo y asegurarse que sus trabajadores puedan cobrar. «Recomendamos a las empresas que se acojan a un ERTE. No es lo mismo desacelerar el país que pararlo», se dice desde el Gobierno. En Granada, se han solicitado 3282 ERTES (dato actualizado del jueves 26 de marzo), nos apuntan desde la Cámara de Comercio.

Atiende a Radio Marca Digital, Joaquín Rubio, Director Gerente de la Cámara de Comercio de Grananda, que nos habla del panorama empresarial granadino actual y futuro: «La empresa va a salir muy tocada. Estamos recomendando hibernar y que se preparen de la mejor manera posible para volver y salir de la hibernación de la mejor manera». Hibernar es un ERTE, un expediente de regulación temporal de empleo. Una medida anunciada por el gobierno y que tiene demasiada letra pequeña.

La última, la conocida este sábado 20 de Marzo. Porque en el artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo hay una modificación que se desconocía. Al menos, algo de lo que no había dado cuenta la Ministra de Trabajo: Los ERTES acabarán cuando se pare el Estado de Alarma, lo que genera más de una duda a los empresarios. «La duración de los expedientes de regulación de empleo autorizados al amparo de las causas previstas en el artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, no podrá extenderse más allá del periodo en que se mantenga la situación extraordinaria derivada del COVID-19 de acuerdo con lo previsto en el artículo 28 de la misma norma, entendiéndose, por tanto, que su duración máxima será la del estado de alarma decretado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo».

Es un panorama complicado y de muchas dudas. Por ello desde Cámara Granada se atienden llamadas diarias como indica Joaquín Rubio: «Hemos cambiado la web, estamos recibiendo consultas y solucionando dudas de las empresas que nos llaman. Más de 150 llamadas que principalmente llaman para solventar dudas en torno a los ERTEs». Ademas «en la Cámara de Comercio de Granada (http://www.camaragranada.org/) estamos a disposición de estas empresas con una plataforma lo que quiere es colaborar en la medida de la posible para solucionar todas las dudas». Tienen un teléfono de atención inmediata a PYMES y autónomos: 958 018 600.

Los ERTE acabarán con el Estado de Alarma

Porque son muchos los factores que hacen ver que la PYME, lejos de ser ayudada, está siendo maltratada. Y el autónomo. Por tanto la inmensa mayoría tendrá que acudir a los bancos que ya cuentan con las ayudas ICO del gobierno. En una sucursal de LA CAIXA nos aseguran que «ya tenemos a disposición de las pequeñas empresas una línea de crédito muy ventajosa para aportarles liquidez. Ya está aprobada y estarán disponibles hasta septiembre». El caso es que cuanto menos ayudas reciban los pequeños empresarios, menos liquidez tendrán y mayor será su deuda en el futuro.

Foto: Antonio L.Juárez/Photographers

Y son muchas las empresas que, devastadas por la crisis sanitaria, habían previsto una mayor duración de sus Expedientes regulares temporales de empleo. Y ahora se levantan con esta noticia del Gobierno. ¿Porque todo acabará y volverá a la normalidad para las empresas con el final del Estado de Alarma? Es evidente que no. Pero con el final abrupto de los ERTE al mismo tiempo, el Gobierno pretende reactivar la economía de golpe. Sin embargo, no ha calculado el impacto que eso puede suponer para cada caso.

Todo parece hecho y pensado para evitar que aumente las cifras del desempleo en España. Regresar todos de golpe supondría que esos millones de empleo se recuperarán de golpe de un día a otro cuando se acabe el estado de Alarma y sus prórrogas. Pero son muchas las empresas las que necesitarán meses tras esa finalización del Estado de Alarma para recuperarse. Apunta a ser otra media polémica que obligará aún más a las pequeñas empresas a acudir a los bancos en busca de una liquidez necesaria. Bancos y Gobierno contentos y autónomos y PYMES, forzados a endeudarse para sobrevivir.

27 comentarios

Comments are closed.