Manifestación de Vox

Los españoles han respaldado hoy la convocatoria de VOX y Solidaridad en las calles de Granada «frente al Gobierno de la ruina, la inseguridad y la traición» de Pedro Sánchez. El mensaje ha sido claro y rotundo: «España quiere votar, quiere elecciones ya».

Durante la concentración, que ha tenido lugar este mediodía en la avenida de la Constitución, se han leído dos manifiestos -en contra de la gestión socialcomunista del PSOE y Podemos- a cargo del diputado nacional de VOX en el Congreso, Onofre Miralles Martín, y del responsable de Solidaridad en Granada, Francisco López Ruiz.

«España atraviesa uno de los momentos más críticos de su historia reciente. Son días duros para las familias y los trabajadores, que sufren una grave crisis política, económica y social que lastra su día a día y las perspectivas de futuro de las próximas generaciones. El Gobierno de Pedro Sánchez ha llevado a cabo una intensa agenda que ha tenido consecuencias directas en las principales instituciones del Estado -hoy erosionadas y cuestionadas desde el poder ejecutivo- y en la vida de los españoles», ha advertido Onofre Miralles Martín.

«Pedro Sánchez llegó a La Moncloa con una mentira y desde entonces ha hecho de esta la razón de ser de su Gobierno. Ha traicionado a los españoles al apoyarse en comunistas, separatistas y filoterroristas. El presidente del Gobierno más “social de la historia” es el máximo responsable del deterioro de los pilares de nuestra sociedad, de la unidad de la nación y de la liquidación del bienestar de los españoles.

Manifestación de Vox
Foto: VOX Granada

«El pueblo español afronta una situación límite».

Francisco López Ruiz, por su parte, ha insistido en que «el pueblo español afronta una situación límite» y «la economía hace tiempo que dejó de estar al servicio del bien común: la prosperidad que algunos prometían ha desaparecido y en su lugar hoy solo hay miseria, cierre de negocios, deslocalización de empresas y competencia desleal.

El representante de Solidaridad ha incidido en que «media España se desangra fruto de la despoblación y la desindustrialización. El derecho a permanecer en la propia tierra, a vivir cerca de padres, abuelos y amigos, ha sido negado a toda una generación, mientras desde las altas instancias políticas se promueve la inmigración ilegal y masiva; ahorrar se ha convertido en un verbo imposible de conjugar para las familias, que no llegan a fin de mes, avasalladas por el precio de los suministros y por unos impuestos
que no se destinan a mejorar los servicios, sino a pagar la fiesta de los políticos».

El Gobierno, el mismo gobierno que debería protegernos, busca reformar el delito de malversación para que los políticos corruptos que han saqueado las arcas públicas no paguen por lo que han hecho. El Gobierno, el mismo gobierno que debería protegernos, ha aprobado una ley que permite a los violadores salir de las cárceles y volver a sembrar de nuevo el pánico en las calles.