El colegio mayor San Bartolomé y Santiago de la capital granadina ha tenido que tomar medidas tras lo ocurrido en su centro. Algunos jóvenes fueron grabados trepando por los muros incumpliendo el toque de queda decretado la Junta para estos recintos. Estos individuos han sido expulsados del centro residencial privado.

El colegio mayor tomó medidas “inmediatamente” una vez tuvo conocimiento de los hechos. Además, la Inspección de Servicios de la Universidad de Granada (UGR) también mantiene abierta una investigación.

Según informó la UGR, la dirección de este colegio mayor mantuvo en la mañana del 26 de octubre una reunión con la rectora. Así abordar medidas para actuar en contra de estos hechos.

La investigación contempla la emisión por la dirección del centro de un informe a la Inspección de Servicios. A fin de dar audiencia a los estudiantes implicados y dilucidar lo ocurrido.

Después, la Inspección de Servicios ha de elevar a Pilar Aranda un informe reservado. Con la propuesta de actuación a seguir en caso de indicios de faltas por parte de los estudiantes. La rectora decidirá finalmente si procede algún tipo de sanción.

Según fuentes cercanas a Europa Press, el asunto está aún en fase de investigación por la Inspección de Servicios. La institución universitaria conoce las resoluciones adoptadas por el San Bartolomé y Santiago, en tanto que mantiene una estrecha colaboración y comunicación con todos los colegios mayores granadinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *