granada-centro

El Comité de Expertos de la Junta de Andalucía se reúne este miércoles 5 de mayo para actualizar las medidas de control de la cuarta ola de la pandemia del coronavirus. A falta de menos de una semana para que decaiga el estado de alarma en todo el territorio nacional, la provincia de Granada aguarda la llegada de de las restricciones en diversos de sus municipios.

Antes de conocer la última actualización de los datos epidemiológicos, una treintena de poblaciones granadinas deberán adoptar restricciones a partir del fin de semana. Concretamente, varios municipios entrarán en cierre perimetral al superar los 500 contagios por 100.000 habitantes.

Estos son Albuñol (598’4), Albuñuelas (623’4), Benalúa (876’1), Cijuela (585’7), Dehesas de Guadix (710’9), Fornes (719’4), Gualchos (751’4), Güéjar Sierra (525), Huéscar (694’9), Huétor Vega (589’9), Íllora (675’6), Iznalloz (918), Jun (700’8), Lecrín (556’6), Loja (920’7), Lugros (645’6), Montejícar (900’5), Ogíjares (522’7), Pampaneira (946’4), Peligros (600’4), Pulianas (548’8) y Rubite (523’6).

Por otro lado, con una tasa superior al millar de contagios, unos cuantos municipios deberán cerrar todas sus actividades no esenciales, además de cerrar sus fronteras. Estos son Colomera (1.459’3), Domingo Pérez de Granada (1.480’6), Fonelas (1.022’5), Marchal (1.449’3), Montefrío (1.185’8), Salar (1.488) y Villanueva Mesía (1.039’1).

Fin del estado de alarma

Las restricciones entrarían en vigor antes del sábado 8 de mayo, pero la incertidumbre se cierne sobre su finalización. Legislativamente, el cese del estado de alarma a partir del próximo lunes 10 dejaría sin efecto las restricciones autonómicas. Por ejemplo, el toque de queda o las restricciones de movilidad.

El Gobierno andaluz deberá articular las medidas contra la pandemia con la ayuda de la justicia para seguir controlando el avance de la cuarta ola ya sin el amparo del Gobierno central.