Aunque era de esperar la decisión del Ministerio de Sanidad de no pasar a la fase 2 a Granada, las reacciones no se han hecho esperar. El alcalde de Granada, Luis Salvador, ha mostrado su disconformidad con una decisión que dejará a la provincia una semana más en la primera fase de la desescalada.

Una decisión lejos de entenderse por parte del dirigente naranja puesto que la Comunidad Autónoma había recomendado que Málaga y Granada se sumaran al resto de provincias andaluzas. Así Salvador reconocía que “no alcanzo a entender que diga el señor Illa que lo ha hecho en co-gobernanza entre el Gobierno de España y las distintas Comunidades Autónomas en base a los informes técnicos enviados porque Andalucía reconocía que Granada reunía todos los requisitos para pasar de fase”.

Para Luis Salvador es una injusta decisión. “El Gobierno se salta esos informes enviados por la Consejería de Salud y también la petición expresa del Presidente de la Junta de Andalucía“. Y añade que es difícil de comprender que “decida por una cabezonada mantener a Granada y Málaga una semana más en fase 1 con el perjuicio económico de cara a la recuperación futura, así como la pérdida de reputación como ciudades de destino seguro”.

Luis Salvador muestra su indignación y tacha de “absurdo” el criterio del Gobierno de mantener catorce días a las ciudades en cada fase a pesar de que los indicadores digan lo contrario. “Por tanto este Gobierno es incoherente y mentiroso porque está haciendo caso omiso al informe que les ha enviado y las peticiones desde Andalucía. Han hecho lo que querían”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *