Aunque aún no ha entrado en vigor, el toque de queda anunciado el pasado jueves 22 de octubre por la Junta de Andalucía ya está dando de qué hablar en Granada. El alcalde de la capital, Luis Salvador, ha defendido la medida planteada por el Ejecutivo andaluz.

“Estamos totalmente de acuerdo con las medidas que rebajen las incidencias del COVID19 en nuestra ciudad, que están aumentando la presión hospitalaria. Entendemos que las medidas adoptadas que afectan a la Universidad o a otros sectores son adecuadas porque permiten rebajar la posibilidad de contagio”, ha explicado Salvador.

Sobre cómo piensa controlar el regidor municipal que toda la población granadina abandone las calles a partir de las 23 horas, Salvador lo tiene claro. “Era más complicado controlar los botellones que se formaban en diversos puntos descontrolados de la ciudad o las fiestas en domicilios”, explica el alcalde. “Haremos una labor más eficaz con menos efectivos”, indica Salvador, que confía plenamente en la Policía Local, la Policía Nacional o la Autonómica.

De la misma manera, el primer edil desvela que “queremos que no se pare la actividad económica, porque habría desigualdades en ese caso. Tenemos que parar el virus para que eso no pase. Tenemos que rebajar los índices que se habían disparado en Granada, pero también en toda España y Europa”.

Por tanto, sobre el toque de queda que entrará en vigor si el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía lo autoriza, “la valoración es positiva. Entendemos que nos pueden ayudara a controlar el virus y que nos acercan a nuestro objetivo de mantener la normalidad. No frena del todo la movilidad ni la actividad económica de los ciudadanos”, aclara el alcalde.

El alcalde se aferra a la responsabilidad ciudadana

Salvador ha emitido un nuevo mensaje para toda la ciudadanía granadina. “Aunque no esté en vigor, intentemos aplicar ya el toque de queda como si lo estuviese. Los locales de ocio cierran a las 22 horas, así que hay un tiempo razonable para volver a casa antes de las 23 horas. Además, ya no es verano, la temperatura es más fría, así que esta medida no supone una merma de nuestro día a día”.

Por último, “se trata de autoprotegerse. Al igual que el resto de restricciones, como el uso de mascarillas dentro de los locales y en una misma mesa. Tenemos que tener hábitos que nos aseguren que no nos van a confinar permanentemente porque alguien de nuestro círculo haya dado positivo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *