El alcalde de Granada, Luis Salvador, ha asegurado que la movilización de los trabajadores de la hostelería y el turismo responde a una situación de angustia. “Muchos de esos establecimientos y negocios están en fase terminal y las instituciones tenemos que ayudarles”, ha declarado.

Alrededor de 10.000 personas han acudido a la concentración de los hosteleros para protestar contra el cierre de las actividades no esenciales. “Para proteger vidas tenemos que tener niveles de movilidad mínimos y establecer el cierre de estas actividades. Pero tenemos que aprobar ayudas para que los trabajadores pueden aguantar hasta que surja la vacuna y se recupere la normalidad”, ha explicado el primer edil.

Además, Salvador ha afirmado que “Granada es la única provincia con esta situación en Andalucía. Le he pedido al consejero de Presidencia de la Junta, Elías Bendodo, un plan específico como catástrofe de esta provincia. Se ha comprometido a aprobar en los próximos días medidas específicas para intentar tapar este agujero que se ha producido en Granada”.

Por último, el alcalde ha asegurado que se encuentra trabajando para disponer en el futuro de fondos directos para crear planes de ayudas para el sector. “Lo estoy peleando con el presidente de la Junta y con la FEMP”, ha concluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *