Este viernes se ha celebrado en el Ayuntamiento el pleno para organizar el Ayuntamiento de Granada bajo el nuevo gobierno. Un día muy importante para la ciudad de Granada donde se han tratado temas de gran importancia; retribuciones de concejales, cargos de confianza, delegación de funciones en el exalcalde Luis Salvador y José Antonio Huertas; y todo ésto en presencia de los 27 corporativos.

En dicho pleno los temas protagonistas han sido la aprobación unánime de todos los puntos de organización, desde el 9 al 17; el minuto de silencio por las víctimas mortales de violencia machista y también por todos los fallecidos a causa del Covid; pero sobretodo el comunicado de que tanto Luis Salvador como José Antonio Huertas no usurpan la representatividad del grupo municipal de Ciudadanos porque “no se ha registrado ninguna comunicación oficial al respecto”, exponía el secretario general del Ayuntamiento de Granada.

Este es el tema que más controversia ha generado en este pleno. De un lado Juan Marín, el coordinador de la coalición naranja ha afirmado la «comunicación oficial» de la expulsión del partido a Luis Salvador y a José Antonio Huertas; y de otro la petición plenaria del PP para aclarar la situación de la permanencia de ambos conejales. Pero ante ésto el secretario General del Consistorio se ha mantenido firme, «a día de hoy la presencia de ambos ediles es legítima; ya que no se ha resgistrado en el Ayuntamiento la entrada de ninguna comunicación oficial que indique su expulsión».

El secretario municipal apela un informe de secretaría sobre una concejala no adscrita y culmina con Salvador y Huertas

A su vez, el secretario municipal ha apelado un informe de secretaría sobre una concejala que pasó a ser no adscrita en 2017 diciendo que corresponde al pleno tomar esta decisión; “se debe proceder a comprobar que la comunicación de expulsión se efectúa por el representante legal del partido; con la documentación precisa que acredite la expulsión; y adoptar la decisiones pertinentes”. En este sentido, el secretario ha subrayado que “se está hablando de recortes de prensa, pero no hay ninguna notificación oficial y la cosa está en ver si pasan a no adscritos; posteriormente tendría que haber un informe y luego deberían pasar al pleno”.