ayuntamiento-tico-medina

El Ayuntamiento de Granada va a iniciar esta semana una importante actuación de reparación del pavimento blando y recogida de aguas pluviales en el Parque Tico Medina. Se trata de una intervención que va a suponer una mejora sustancial de los caminos que conectan el parque “para el disfrute de los granadinos que cada semana vienen aquí a hacer deporte o a pasear”, ha explicado Eva Martín, concejal de Mantenimiento.

La edil, que ha realizado este martes 26 de enero una visita a esta zona verde situada en el corazón de la ciudad, ha detallado que en los últimos tiempos se habían detectado distintas deficiencias en la zona, especialmente en los pavimentos y la red de recogida de aguas pluviales. Por este motivo, se ha decidido impulsar este proyecto que, con un presupuesto de 119.900 euros, va a suponer una mejora de una superficie superior a 8.741 metros.

Entre los distintos pasos de la intervención destaca la renovación del pavimento blando deteriorado mediante el cajeo o fresado de las zonas erosionadas para posteriormente proceder al extendido y compactado de una nueva capa de pavimento blando de las mismas características que el existente.

Asimismo, en las zonas más erosionadas será preciso reponer la base granular, formada por 20 centímetros de zahorra artificial. Se estima en un 20% la superficie de la capa de base de firme que precisa reparación, en relación con la superficie total de pavimento afectada.

El pavimento blando a reponer estará compuesto de un 15% de cemento, tierra roja, arena fina procedente de Padul mezclada en la hormigonera, extendido en una capa de 10 centímetros de espesor (Alpañata) al objeto de generar un pavimento con mas dureza que el actual. Por su parte, Emasagra va a proceder a la limpieza de los imbornales existentes.

Cajones drenantes de agua

Asimismo, se va a reforzar la recogida de aguas pluviales con la creación de cajones drenantes, una solución más sostenible que tiene como finalidad no sobrecargar con aguas limpias las estaciones depuradoras, redirigiéndolas a terreno natural ajardinado.

“Estamos muy satisfechos con la intervención que vamos a acometer en este concurrido parque de la ciudad” ha manifestado Martín, que asegura que, “si bien siempre es importante el mantenimiento de las zonas de esparcimiento, ahora, lo es más que nunca teniendo en cuenta las restricciones que sufren los granadinos”.

La finalización de esta actuación -que se va a hacer en distintas fases- está prevista para finales de marzo. No obstante, los usuarios podrán seguir haciendo uso del parque, pues Mantenimiento solo va a acotar las zonas donde se intervenga en cada momento para garantizar la seguridad de los viandantes, “quedando el resto libres para el paseo o la práctica deportiva”, ha concluido Martín.