El matrimonio fallido entre el Team Manuela Fundación y el equipo australiano Mitchelton-Scott se ha roto definitivamente. El pasado 12 de junio, el equipo granadino de ciclismo y el conjunto australiano hacían público el acuerdo de vinculación para que la licencia pasase a ser española. Pero tan solo seis días después, Gerry Ryan, poseedor de la licencia UCI World Tour de los australianos, anunciaba la rotura del acuerdo.

La situación parecía favorecer a los granadinos, ya que tenían un contrato firmado con Shayne Bannan, director de la empresa New Global Cycling Service, poseedora de los contratos de los corredores del Mitchelton-Scott. Pero la licencia del equipo no pertenece a esa empresa, sino a Gerry Ryan.

El propio Ryan ha despedido a Bannan y también a Álvaro Crespí, miembros de la directiva del equipo ciclista australiano. Bannan y Crespí habían sido los encargados de llevar a cabo las negociaciones con Francisco Huertas para que la licencia pasase del Mitchelton-Scott al Team Manuel Fundación.

El equipo dirigido por el empresario granadino Francisco Huertas, tras esta situación, ha decidido resignarse y desistir de comprar la licencia de los australianos. También para no perjudicar a los corredores del mismo, pesos pesados del pelotón como los hermanos Yates, Mikel Nieve o Esteban Chaves. Lo cual no significa que desistan de su intención de competir en las tres grandes vueltas, algo que tenían asegurado con la licencia UCI World Tour. El Team Manuela Fundación negociará con otros equipos del pelotón para poder competir en la máxima categoría de ciclismo mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *