La consejera Marifrán Carazo se ha reunido este lunes con representantes de la Gremial del Taxi de Granada y de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (FAAT). De esta forma anunciarles la aprobación del decreto por el que se modifica el Reglamento de los Servicios de Transporte Público de Viajeros y Viajeras en Automóviles de Turismo. “Este decreto de modernización del taxi incrementará la calidad del servicio como demanda no sólo el sector, sino también los propios usuarios”, ha afirmado.

El decreto que se aprobará este martes modifica el reglamento aprobado en el decreto 35/2012 de 21 de febrero. En concreto posibilita que se pueda ofrecer el precio cerrado para los servicios previamente contratados a través de una aplicación de móvil. De manera que los usuarios puedan conocer de forma anticipada la tarifa máxima que pagarán al final del trayecto. Asimismo, se incorpora al reglamento la contratación del servicio por plaza en supuestos de gran demanda para abaratar el coste de los trayectos y contribuir a reducir el volumen del tráfico. Otra medida es la obligación de que los vehículos auto taxis vayan provistos de un aparato lector de tarjetas de crédito.

El decreto incorpora una serie de variaciones en el reglamento que son fruto de pronunciamientos judiciales. Se elimina la exigencia de que el vehículo sea conducido por el mismo titular de la licencia. Ya que una sentencia judicial considera que esa medida no responde al interés público. Se ha eliminado la restricción de que el vehículo no supere los dos años de antigüedad en el momento de concesión inicial de la licencia. No obstante, se establece un tope máximo de 12 años de antigüedad. Para que los vehículos puedan seguir dedicándose a la actividad de auto taxi por razones de seguridad pública y vial.