El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, prevé que el  el próximo verano el 90% de los alojamientos andaluces estará abierto para recibir a visitantes. “Ya este mes de mayo a partir de la flexibilización de las restricciones de movilidad muchos establecimientos han abierto sus puertas. Además ha habido zonas en que la ocupación ha sido muy alta los fines de semana. Esta tendencia irá a más en junio hasta alcanzar ese porcentaje”.

El consejero de Turismo ha informado de que los mayores índices de apertura se darán en el litoral respecto al interior (92% frente a 82%). Marín ha cifrado en nueve millones el número de turistas que llegarán a Andalucía entre julio y septiembre, mientras que el total del año podría acercarse a los 20 millones (19,4). “Mejoraremos en un 40-50% los números registrados el verano y el año pasado. Los expertos sitúan entre 2022 y 2023 la vuelta a los niveles anteriores a la pandemia”.

Andalucía va volver a demostrar su posición de liderazgo en el nacional. Mientras que se ha mostrado esperanzado ante los datos que muestran cada vez mayor dinamismo en el internacional.  “Andalucía está preparada y cuenta con herramientas, como el seguro internacional, para recibir a los turistas británicos con plenas garantías”.

Por último, el vicepresidente de la Junta ha reiterado la apuesta del Gobierno andaluz por considerar al Turismo como un sector estratégico. Y en este sentido ha valorado las medidas de apoyo al sector impulsadas en los últimos meses, “que forman parte del mayor paquete de ayudas a empresas turísticas en la historia de Andalucía”. Serán 181,5 millones de euros que llegarán a más de 38.500 empresas y profesionales.