La Diputación de Granada, a través del área de Asistencia a Municipios, inspeccionó más de 350 inmuebles y llevó a cabo más de 80 informes de intervención en Santa Fe, Atarfe, Chauchina y Fuente Vaqueros durante el enjambre sísmico que afectó a la provincia de Granada en el primer semestre de 2021.

Las actuaciones comprendieron la asistencia técnica y jurídica a los ayuntamientos para la evaluación de los daños en exteriores de edificios públicos, con el fin de identificar posibles afecciones de estos inmuebles a la vía pública, y en viviendas, para detectar desperfectos que pusieran en riesgo a sus habitantes. A partir de estos informes, la Diputación elaboró una serie de propuestas para la adopción de medidas cautelares o definitivas.

Interior de una de las viviendas afectadas. Foto: Diputación de Granada

Santa Fe, donde se situó el epicentro de gran parte de los terremotos, fue el municipio donde más actuaciones se llevaron a cabo. La primera de ellas tuvo lugar los días 27, 28 y 29 de enero y supuso la evaluación de urgencia de 51 edificaciones situadas en el centro histórico del municipio para determinar la existencia de posibles daños en su exterior que pudieran suponer un riesgo para los viandantes.

Entre los días 5 y 8 de febrero, mediante el Plan de Actuación Municipal ante el Riesgo Sísmico de Granada, se organizó una importante batida en el municipio en la que técnicos de la Unidad Técnica Funcional de Asistencia Municipal (UTFAM) de la Delegación de Asistencia a Municipios y técnicos de la Delegación de Obras de Diputación de Granada, en colaboración con distintos organismos (Ayuntamiento de Granada, Bomberos, Voluntarios del Colegio de Arquitectos Técnicos de Granada y un grupo de técnicos del Ayuntamiento de Málaga), prestaron apoyo técnico al Puesto de Mando Avanzado (PMA) establecido en Santa Fe.

En esta expedición se atendieron todos los avisos canalizados a través del 112, lo que supuso la valoración de 264 inmuebles mediante fichas de evaluación rápida para reconocer el sistema estructural de cada uno de los edificios, determinar el riesgo y establecer recomendaciones y medidas de seguridad. Del total de los inmuebles inspeccionados, 28 edificaciones fueron evaluadas como inseguras y requirieron la adopción inmediata de medidas cautelares por parte de los Bomberos y Protección Civil.

Un arquitecto y un técnico de administración como ayudantes

Los días 22 y 23 de febrero tuvo lugar la tercera de las actuaciones, en la que un técnico de la Diputación procedió a la evaluación de daños en respuesta a los nuevos avisos al 112 y a las peticiones al Ayuntamiento con la realización de un total de 29 inspecciones. A partir del 26 de febrero, la Diputación contrató a un arquitecto técnico y a un técnico de administración general, coordinados desde la Delegación de Asistencia a Municipios, para llevar a cabo todas las órdenes de ejecución derivadas de las inspecciones realizadas en los inmuebles afectados en este y otros municipios. Hasta el 31 de agosto, se realizaron 81 informes técnicos y jurídicos para tramitar las órdenes de ejecución en Santa Fe, con prioridad para las edificaciones más afectadas.

Una de las viviendas afectadas por los terremotos del pasado año. Foto: Diputación de Granada

En total, los técnicos de la Diputación inspeccionaron cinco colegios de Educación Infantil y Primaria, tres escuelas infantiles, dos institutos, dos centros de adultos, el auditorio, la Escuela de Música, el Casa de la Cultura, la chimenea de la Alcoholera y numerosas viviendas que dieron aviso de su precaria situación tras los seísmos.

En Chauchina, el servicio de Arquitectura inspeccionó la Torre de Romilla, situada en el Soto de Mora, actualmente declarada BIC, mientras que en Fuente Vaqueros se valoró el estado de la Casa Museo natal de Federico García Lorca, sin apreciar riesgos estructurales.

De forma paralela a estas intervenciones, el servicio de Arquitectura de la Diputación promovió unas jornadas informativas destinadas a los técnicos de los municipios afectados por los terremotos para conocer mejor el comportamiento sísmico de las estructuras y realizar así una mejor evaluación de los daños.

En ellas se hizo una presentación de los conceptos clave con los que se proyectan las estructuras frente a los terremotos, las metodologías básicas para hacer una evaluación inicial de los daños y la evolución de las normativas sísmicas de España, con énfasis en la problemática de las estructuras existentes construidas con normas sísmicas antiguas.