El Ayuntamiento está reforzando durante el mes de agosto las labores de limpieza en la ciudad, unos trabajos que han supuesto el impulso de varios planes específicos en distintos puntos y distritos urbanos, así como el barrido húmedo de los barrios dado que, en el marco de la crisis sanitaria existe la recomendación de no barrer en seco para evitar la dispersión de partículas.

La edil de Medio Ambiente, Pepa Rubia, ha mostrado “satisfacción por la calidad y buena marcha de los trabajos” y ha apelado a la concienciación ciudadana en materia medioambiental: “ahora más que nunca, es importante que tiremos la basura en su horario, separemos y contenericemos los residuos, acudamos al servicio de recogida de muebles y colaboremos para el cuidado de la ciudad y la salud y bienestar de todos”.

Al referirse a los planes impulsados por el Consistorio durante este periodo estival, la concejala ha comenzado por la limpieza viaria mediante barrido húmedo, “que se ha llevado a cabo prácticamente en toda la ciudad, con un equipo mixto formado baldeadora y peones de limpieza viaria con escoba”. Hasta el momento, dichas labores se han desarrollado, entre otros, en Zaidín, Santa Rosalía, La Cruz, Joaquina Eguaras, Cartuja, San francisco Javier, La Magadalena, Molino Nuevo, Realejo, Salón, Bomba, Cervantes, San Ildefonso, Carretera de la Sierra, Pedro Antonio y Chana.

Junto al barrido húmedo, se han implementado otras actuaciones en zonas concretas. Es el caso de la limpieza a fondo efectuada en el barrio de la Bobadilla, con retirada de residuos y arrastres provocados por las tormentas, unos trabajos que duraron tres días y conllevaron también la eliminación de restos de los sumideros. En Bobadilla trabajaron tres peones con mangas que emplearon barredora de calzada y peatonal así como hidrolimpiador.

Otra de las intervenciones realizadas en el periodo ha sido la limpieza a fondo de la zona de Rey Badis-Molino Nuevo, una actuación coordinada con Mantenimiento y Parques y Jardines, en la que se emplearon baldeadora, barredoras peatonal y de calzada con pértigas; así como 2 hidrolimpiadores.

En cuanto al desbroce el río Monachil a su paso por la ciudad, la actuación supuso seis jornadas de trabajo de tres empleados y el uso, entre otros medios, de una retroexcavadora y un tractor con desbrozadora.

También en agosto, el Ayuntamiento ha procedido a la limpieza del subterráneo de la ferretería El Timbre con salida a Avenida de Andalucía, así como el Patio interior José María Buguella de Toro.

Por último, y con el objetivo de lograr que la ciudad “luzca libre de suciedad y focos insalubres” la concejal de Medio Ambiente, Pepa Rubia, ha recordado la obligación de depositar la basura dentro del contenedor entre las 20 y las 23 hs. En el caso de muebles y enseres, ha destacado el teléfono del servicio gratuito de recogida es el 901 10 00 77. “Entre todos podemos hacer de Granada una ciudad mejor”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *