antonio-puertas-granada-cf

La pasada semana visitó José Antonio Rodríguez Díaz, más conocido como Antonio Puertas, a los compañeros de Radio Marca en ‘La Pizarra de Quintana’. El almeriense repasó sus años en el Granada CF, su etapa con Diego Martínez, la llegada de Robert, su posición preferida en el campo o sus planes de futuro.

El atacante rojiblanco comenzó poniéndole la nota al equipo en lo que va de temporada: «Sería un 5. Empezamos regular, no llegaban los resultados, tampoco el mejor juego del equipo. Llegando a Navidad hicimos partidos muy buenos, volvimos a ser el equipo difícil de años atrás, estamos en una zona en la que no podemos descuidarnos y hay que seguir a tope para conseguir la salvación«. Puertas sabe bien lo que es jugar y marcar goles en Europa, pero es consciente de que el objetivo del club es la permanencia y, después, mirar hacia arriba: «Somos exigentes, lo primero es salvarse lo antes que se pueda y a partir de ahí, como otros años hemos hecho, jugar sin ningún tipo de presión y quedar lo más alto posible».

En relación al míster, Robert Moreno, destacó sus ganas de trabajar cada día: «Lo que más me llama la atención de Robert es que nunca se da por vencido, hemos tenido momentos de la temporada muy complicados, y en lugar de achicarse ha tenido la capacidad de sufrimiento y se ha sabido adaptar a la situación». También insistió en la figura del entrenador como el líder del proyecto actual del Granada CF: «Él lleva la voz cantante, es muy parecido en la victoria y en la derrota. Cuando perdemos intenta transmitirnos que no estamos tan mal y cuando ganamos nos mantiene con los pies en la tierra para que no nos vengamos arriba. Es normal que al perder se cambien cosas, pero no hace un drama».

Su posición suele ser pegado a banda, pero siempre ha destacado por ser un jugador con gol, siendo el máximo goleador del equipo en la temporada de Segunda División. Esta temporada lleva 4 goles en LaLiga y uno en Copa del Rey, sumando un total de 27 goles en sus cinco temporadas con el equipo nazarí. «La primera temporada venía de marcar bastantes goles en Segunda, siempre de chico he tenido ese gol. Me gusta pisar área con frecuencia y ojalá pueda superar lo de otras temporadas. De chaval jugaba de mediapunta, segundo delantero, pero hay que adaptarse a todo. Desde que estaba en el Almería el entrenador me puso en banda, fue mi primer año como profesional y celebré bastantes goles».

El de Benahadux no cierra la puerta ante la posibilidad de jugar como delantero o en posiciones cercanas a portería: «De delantero centro está complicado porque hay muy buenos futbolistas, pero si me probaran ahí no lo haría mal porque tengo características para ello». Uno de los delanteros del equipo es Jorge Molina, del que afirmaba que es «una maravillosa persona. Se entiende por qué lleva tantos años en el fútbol y metiendo tantos goles. No sabemos cómo lo hace, pero todo lo que toca dentro del área va a la portería. Está hecho un chaval, esperemos que nos ayude mucho lo que resta de temporada».

«La llegada de Diego Martínez fue un momento clave en mi carrera»

Durante estos años, Puertas ha pasado por diferentes etapas dentro del club, pero siempre ha confiado en sus posibilidades: «Cuando te sientes fuerte físicamente y con confianza todo sale rodado, pero cuando tienes un poquito de dudas porque no salen las cosas, hay que salir adelante con el apoyo de la gente que quieras». Uno de esos momentos difíciles se dio en la temporada previa a la llegada de Diego Martínez, cuando el extremo no disfrutaba de muchos minutos como titular. Con el gallego en el banquillo cambió su suerte: «El año antes de Diego a mí me costó mucho entrar en el once y con su llegada tuve toda la confianza desde la pretemporada. Fue un momento clave en mi carrera futbolística», afirmó. Al preguntarle por un gol con el conjunto nazarí, no destacó ninguno, sino que se acordó de la jugada frente al Albacete en Segunda División: «No me quedo con un gol, me quedo con una jugada, la que hice en Albacete para dejar el ascenso encarrilado. Es la que recuerdo con más cariño».

De la cantera a veterano del equipo

Con esta temporada, el jugador andaluz suma ya cinco temporadas en el conjunto nazarí, pero antes tuvo que salir de la cantera granadina para buscar minutos en el equipo de su tierra, la UD Almería. Tras pasar por Almería B y por el primer equipo, volvió al club rojiblanco en la temporada 2017-2018. Puertas sabe de la dificultad que tiene triunfar en el primer equipo como canterano, pero asegura que se considera «un referente para los chicos de la cantera del Granada, me costó mucho llegar. Hicimos buenos años en el filial, tuve que salir y luego volví. Hay que apostar por la cantera. Neva, Torrente, Butzke, Isma Ruiz…lo están demostrando. Cuando suben los jugadores del filial los tratamos de maravilla y eso es importante».

Por último, el almeriense se acordó del equipo de su ciudad y no cerró la puerta a volver a vestir su camiseta en un futuro cercano: «En Almería estuve muy a gusto y quién sabe, si en un futuro no cuentan conmigo aquí y allí me quieren no tendría problema en volver. Pero mientras siga teniendo minutos en Granada y metiendo goles, no tengo intención de moverme de aquí«.