Granada celebró de forma multitudinaria el tradicional Día de la Cruz con total “seguridad y normalidad” sin que  el dispositivo especial de Policía Local integrado por 151 agentes registrase  incidencias destacables a lo largo de la jornada festiva, en la que, en palabras de la concejala de Movilidad y Protección Ciudadana, Raquel Ruz, “miles y miles de granadinos y granadinas salieron a la calle para recuperar el sentido tradicional y familiar de una de sus tradiciones más importantes, en la que ha quedado atrás los macrobotellones que se vivieron en tiempos pasados”.

Para la edil, “los granadinos y granadinas están volviendo a recuperar su fiesta con tranquilidad, olvidando de botellones y de los problemas de inseguridad que sufrimos en el pasado con corporaciones anteriores, por lo que, al demostrar que sabemos disfrutar con civismo de nuestra tradiciones en familia y con los amigos, estamos dispuestos a escuchar las peticiones de colectivos sociales y culturales para realizar alguna modificación en la fiesta”, ha dicho a preguntas de los periodistas.

Foto: PhotographersMedia.

La concejala de Protección Ciudadana ha subrayado, a su vez, que el contingente especial puesto en marcha, integrado por 151 agentes de Policía Local, “el mayor dispositivo que hemos tenido hasta ahora para el día de la Cruz”, ha garantizado “gracias a su profesionalidad, ímpetu y buen hacer que, incluso hayamos tenido menos incidencias que durante un fin de semana”.

En este sentido, ha considerado de “excelentes” los resultados conseguidos en los controles realizados en los barrios históricos del Albaicín y el Realejo, donde se evitaron la celebración de botellones, así como “las denominadas zonas calientes” integradas por la calle Ganivet o la plaza de la Universidad, así como la decisión del gobierno municipal de establecer perímetros para el consumo de alcohol en torno a las cruces.