La Autoridad Portuaria de Motril ha finalizado la instalación de los protocolos de funcionamiento y seguridad en todos los edificios de su competencia, así como el proyecto dirigido a los pasajeros de ferrys y cruceros que transiten por la dársena.

En ese sentido, ya ha adquirido las cámaras de temperatura para los controles de acceso al recinto y se ha procedido a “la colocación de la señalización horizontal y vertical a lo largo de los itinerarios internos”.

Según ha informado el Puerto de Motril, los trabajos llevados a cabo este verano se iniciaron con el análisis y la delimitación de las diferentes zonas, para continuar con “la relación valorada de los equipos técnicos necesarios para garantizar la seguridad de los pasajeros y las mercancías”.

Además, se han implementado los protocolos técnicos y de higiene en cada una de las zonas y servicios. Se calcula una inversión cercana a los 200.000 euros. Quedan pendientes los protocolos específicos de las líneas de pasaje, que se desarrollarán una vez las navieras retomen la actividad. Para estos se destinará un gasto mensual en torno a los 60.000 euros para labores de limpieza y desinfección de los espacios de tránsito de los pasajeros de ferrys y cruceros.

A esas cantidades se suman otros 80.000 euros anuales para la contratación de un médico y un enfermero, servicio que estará operativo cuando comience el tráfico de pasajeros.

Un sello identificativo de seguridad

Los protocolos serán fácilmente identificables con la marca y sello de calidad y seguridad ‘Check of Trust’ -confianza comprobada-. “Su desarrollo supone una mejora de alto valor añadido para clientes y usuarios porque potencia la competitividad del Puerto de Motril e industrias relacionadas a través de un ambicioso plan de actuación en términos de prevención y seguridad”, ha señalado el presidente de la Autoridad Portuaria, José García Fuentes.

Ha destacado más adelante que “la marca se engloba dentro de un proyecto común de puerto que beneficia a la sociedad motrileña en particular y granadina en general. Nuestra voluntad es conseguir tener un puerto seguro frente al COVID19″.

En términos de “seguridad global”, la marca va dirigida a identificar las medidas de prevención, control y acceso a edificios propios y a los muelles del Puerto de Motril. También las medidas de control y acceso a ferrys y cruceros en todas las líneas de pasajeros y mercancías con las que opera y la seguridad en la interacción del Puerto con la ciudad, a través del muelle pesquero y las zonas de actividades náuticas, como el Real Club Náutico y Marina Motril.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *