san-nicolas

Volver a la Alhambra es como releer un libro. Así comienza el artículo dedicado Granada, la ciudad de sultanes, como denomina Stephen Phelan a la ciudad nazarí. Dicho artículo, publicado el pasado 5 de enero en la revista digital de National Geographic, destaca los paisajes, la historia, la gastronomía y el porvenir de nuestra ciudad. Acompañado de fotografías realizadas por Ben Roberts, el texto hace un repaso a los monumentos de visita obligatoria, la ya nombrada Alhambra o el mirador de San Nicolás, pero también de enclaves naturales como el desfiladero de los Cahorros, o sitios típicos como los bares de tapas, las esparterías o los almacenes de cerámica con más de 500 años de experiencia.

National Geographic describe Granada como uno de los mejores sitios del mundo, y no solo lo hace por su pasado y su ciudad repleta de tradiciones y rincones con historias. Más allá de sus destacados monumentos, gastronomía o cultura, la historia del cante y baile flamencos siempre se han dado en Granada, y en los últimos años, en la ciudad de la Alhambra, se han desarrollado algunos de los artistas que hoy en día son referentes en la música.

Artistas como Ayax y Prok, Dellafuente o Yung Beef han llevado a la ciudad al top de España e incluso Europa. A su vez, en las calles de la ciudad se mezclan ambientes provenientes de diferentes partes del mundo, desde la dulce melodía de un acordeón balcánico hasta las batallas de rap francés en las jam sessions del jardín del Huerto de Carlos, pasando por clubes donde el flamenco, el jazz, el reggae o el ya mencionado trap dejan su huella.

Las tapas nacieron en Granada

A través de la narración de la historia de la ciudad, desde su fundación hasta la actualidad, pasando por la conquista de los Reyes Católicos, el artículo repasa los lugares más emblemáticos de Granada y la fusión entre musulmanes y cristianos que a día de hoy sigue vigente, destacando el barrio del Albaicín, El Bañuelo, la Capilla Real, Las Tomasas o la Huerta de San Vicente, pero también hace un reclamo a los bares y sus tapas. “El vaso de cerveza más corto puede venir acompañado de un bocadillo de lomo del tamaño de tu cara”, afirma el autor.

Por último, destacan el valor natural de la provincia granadina, con lugares impresionantes como el sendero del valle de los Cahorros, en el pueblo suburbano de Monachil, y sus cuevas de Almagruz.