Robert-moreno

Robert Moreno compareció en la rueda de prensa previa al partido del sábado frente al Villarreal. Durante esta semana, el club ha definido el encuentro como una “final”. El técnico catalán sabe que “no es una final, ya que cuando acabe quede como quede seguiremos fuera del descenso, pero sí creo que los partidos de casa marcarán lo que queda para conseguir el objetivo que deseamos”. Así, hizo un llamamiento al apoyo de la afición, dejando claro lo importante que puede ser conseguir los puntos en Los Cármenes: “no es lo mismo jugar en casa con tu público que fuera. Me gustaría ir más allá y hacer entender a la gente cuál es nuestro pensamiento. No estoy aquí para decirle a nadie qué tiene que hacer, pero tras una semana reflexionando creo que hay cosas que venimos no haciendo del todo bien en los últimos partidos. Cuando estas en una situación así, un equipo necesita más de su público. El público no es la gente que mira el partido desde la grada, sino que son parte del equipo. Nos gusta que animen cuando las cosas van mal, reforzar al que se equivoca, tratar de empujar en la medida de lo posible porque jugar un partido de primera división es muy difícil”, afirmó.

Respecto al rival, destacó que “el Villarreal es un gran equipo, el próximo martes jugará los octavos de final en Champions. Para ganarles tenemos que hacer las cosas muy bien, sobre todo en defensa. Unai Emery es un gran entrenador que prepara muy bien los partidos.

El entrenador rojiblanco fue claro en relación a la salvación: “tenemos la certeza de que nos vamos a salvar. Quiero que la gente sienta que mañana van a jugar el partido, que piensen cómo creen que pueden ayudar al equipo en este partido y en el siguiente. La gente es consciente de que nos tenemos que salvar en Los Cármenes. Ganando 4 partidos de esos 8 creo que nos salvaremos, y para ganar esos cuatro partidos necesitamos que los jugadores sientan al público, aunque fallen. Los jugadores son humanos, tienen emociones y sufren cuando fallan. Quieren dar las máximas alegrías a los aficionados y están centrados en ganar. Animo a la afición a formar parte del equipo y que empujen a los jugadores, ya que con ellos somos más fuertes

En relación al lateral izquierdo, Escudero no entrenó durante la sesión matutina, pero el que sí lo hizo fue Carlos Neva, ausente en la convocatoria de la semana pasada frente a la Real Sociedad. Robert confirmó que “Escudero tuvo unas molestias en el entrenamiento del jueves, por lo que hemos decidido que no entrenase para ver si llega a mañana. Neva sí esta disponible”.

Al ser preguntado por el estado físico de la plantilla y la crítica de parte de los aficionados por el protagonismo de los jóvenes fichajes, el catalán respondió que “físicamente están casi todos disponibles. Yo dije que esto lo iban a sacar los que estaban aquí, y que los nuevos venían a ayudar. Fichar jugadores y tenerlos en la grada no tiene sentido, si considero que nos pueden ayudar los voy a utilizar. De aquí a final de temporada, los que tienen que tirar del carro realmente son los que ya estaban y los que nos han traído hasta aquí”.

Moreno tiene claro que el punto a mejorar está en la defensa: “cuando defendemos bien somos un equipo fuerte a las contras, saliendo rápido tras recuperar. Con el balón hay que estar muy fluidos, porque ellos tienen un sistema muy asentado. A balón parado son de los mejores de LaLiga”. También añadió que cree que el problema del Granada en defensa es “colectivo”, ya que a veces “un error puntual de un jugador puede afectar al resto del equipo”

El preparador también respondió a la pregunta sobre la situación de Darwin Machís, que definió como “complicada, ya que mentalmente estaba en otro equipo. Al volver y encontrarte una situación que antes no deseabas tienes que limpiar tu mente. Tiene que demostrar que es importante para el equipo. Tenemos que conseguir que nos ayude de aquí a final de temporada, pero es algo que tiene que tener claro él. Me cuesta diferenciar si es un problema físico o mental, ya que una cosa lleva a la otra”. También confirmó que no estará mañana en el partido, ya que “cuando tenga esos ingredientes volverá a ser uno más, pero mañana no lo será. Esta plantilla es suficiente para conseguir el objetivo”. Sobre Bacca, añadió que ”el entendimiento con él es el mismo que con todos, es un gran profesional y entrena muy bien”.

Por último y en relación a los fichajes y su presentación en un partido en casa, admitió que “unos son más jóvenes y otros están más acostumbrados a jugar partidos de grandes competiciones”. Sin embargo, reconoció que “trato de olvidar la edad de los jugadores a la hora de valorar quién juega. Las decisiones que tomo son pensando en qué será lo mejor para el partido”.

El partido enfrentará al Granada CF y al Villarreal el sábado 19 a las 14.00 horas en el Estadio Nuevo Los Cármenes. El encuentro ha sido calificado tanto por el club como por el propio Pep Boada como una final, y el Granada llega en 17º posición, con 24 puntos y a cuatro del descenso, marcado por el Alavés. Los de Robert suman seis partidos sin ganar, desde el pasado 22 de diciembre en la victoria frente al Atlético de Madrid en Los Cármenes. El equipo amarillo, por su parte, está 7º en la clasificación y llega en racha ascendente, tras ganar por 0-2 en el Benito Villamarín y empatar a 0 en casa frente al líder.

El Granada CF se entrenó en Los Cármenes durante la mañana del viernes con la novedad de Carlos Neva, que parece haber superado los problemas físicos que le impidieron ser de la partida frente a la Real Sociedad. También estuvieron Isma Ruíz y Germán, ausentes en la convocatoria el pasado fin de semana, y Darwin Machís, que vuelve a formar parte de la dinámica del equipo. El que parece no llegar al partido del sábado es Sergio Escudero, ausente durante la sesión matinal, lo que ha sembrado la duda sobre quién ocupará el lateral izquierdo.

El equipo de Unai Emery tiene un partido importante de Champions League el próximo martes frente a la Juventus, por lo que se espera que el técnico vasco reserve a algún jugador de cara a la cita europea.