La actuación arbitral en el partido del Granada frente al Levante, con resultado final de 1 a 4 para los granotas, trajo cola en el túnel de vestuarios. El central colombiano del Granada CF, Neyder Lozano, sin ficha, se encaró con el trío arbitral tras acabar el encuentro, según notificó el colegiado Valentín Pizarro Gómez en el acta al final del partido.

Según lo recogido por el colegiado en el acta, Neyder Lozano se dirigió al trío arbitral, “en reiteradas ocasiones y de manera exaltada”. Al final del acta, se podía leer: “Otras incidencias: Al finalizar el partido, en el acceso al túnel de vestuarios pudimos observar un grupo de personas no identificadas, siendo informado de dicho problema el delegado de campo. En el mismo acceso fue identificado don Neyder Yessy Lozano Rentería perteneciente al club local y sin licencia federativa según nos traslada el delegado de campo tras nuestro requerimiento, el cual se dirigió a nosotros, en reiteradas ocasiones y de manera exaltada en los siguientes términos: «Hijos de puta, malísimos, sinvergüenzas», teniendo que ser retenido por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que los incidentes no fuesen a más”.

Recordemos que Neyder Lozano no tiene ficha actual con el primer equipo debido a la lesión de larga duración en la tibia que le ha tenido fuera de los terrenos de juego durante tres temporadas. El pasado mes de febrero se unió al resto del grupo en los entrenamientos.

Polémica durante todo el partido

El Granada CF perdió por 1 a 4 en el vital encuentro por la permanencia frente al Levante, y se quejó de un penalti pitado en contra, que supuso la expulsión de Germán, además de dos acciones dudosas en el área del Levante, una por mano de Radoja -que tenía tarjeta amarilla- en la salida de un córner y otra por un derribo del portero granota a Jorge Molina.