lluvia-granada

La Junta de Andalucía no tiene en mente oficializar nuevas medidas para contener la tercera ola de la pandemia en la comunidad. Ante la negativa del Gobierno central para adelantar el toque de queda o implantar el confinamiento domiciliario, el Ejecutivo andaluz pretende continuar cerrando y abriendo municipios progresivamente.

Por ello, el comité de expertos autonómico no se reunirá este viernes 22 de enero como en las semana anteriores. Está previsto que mañana sábado entren en cierre perimetral quince municipios de la provincia de Granada por su alta incidencia de contagio.

Además, hasta nueve municipios ya confinados experimentarán también la suspensión de las actividades no esenciales tras superar la barrera de los 1.000 contagios por 100.000 habitantes. El cierre perimetral también se instalará en otros puntos de Andalucía.

La próxima revisión de los datos epidemiológicos en la comunidad se llevará a cabo el próximo lunes. Nuevos municipios podrían quedar cerrados perimetralmente a partir del miércoles 26.