Dada la incapacidad para paliar los negativos registros de la pandemia, la Junta de Andalucía ha decidido aumentar las restricciones en Granada. El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ha anunciado que se va a implantar el toque de queda desde las 23:00 horas hasta las 06:00 en la ciudad de Granada, pero también en los municipios del área metropolitana.

El toque de queda consiste en la prohibición de transitar las calles de una población o de permanecer en los lugares públicos. Por este motivo, donde deberán permanecer los ciudadanos de la capital granadina será en sus hogares durante el período comprendido de tiempo nocturno.

Esta restricción de movilidad depende de la autorización del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que podría producirse a lo largo de las próximas horas. El toque de queda se aplicará también a los más de treinta municipios que comprenden el cinturón metropolitano granadino una vez que quede reflejado en el BOJA.

“Este Gobierno toma medidas. Pedimos a los andaluces que redoblen su responsabilidad y su esfuerzo. Sobre todo, hacemos un llamamiento a los jóvenes. Se pueden considerar inmunes, pero el virus sí les afecta. Si no a ellos, a sus familiares. Pedimos responsabilidad”, ha señalado Bendodo.

No habrá presencialidad en la Universidad

El próximo lunes 26 de octubre debían finalizar la suspensión de las clases presenciales en la Universidad de Granada anunciadas hace una semana. Sin embargo, el consejero de Sanidad, Jesús Aguirre, ha confirmado que la restricción “se prorroga”, al menos, diez días más, hasta el día 5 de noviembre.

Además, Aguirre ha destacado nuevas restricciones que se aplicarán en todo el territorio andaluz. Con respecto a la práctica deportiva, se podrá llevar a cabo al aire libre mediante la confluencia de numerosas personas, pero el uso de mascarilla será obligatorio en todas ellas.

Lo mismo ocurrirá en los establecimientos de restauración. La espera de la comida o la sobremesa en bares y restaurantes deberá llevarse a cabo con mascarilla por parte de todos los integrantes de la mesa. Únicamente escapa a esta restricción el momento de la comida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *