maquina-quitanieves

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha presentado en el Consejo de Gobierno de este martes un informe sobre las actuaciones de los equipos de conservación de carreteras para hacer frente a la borrasca Filomena. Afectó a la península entre los días 6 y 10 de enero, tanto de las acciones realizadas en los centros de conservación andaluces. Como del trabajo de los 11 equipos quitanieves andaluces desplazados a Madrid.

Se desplazaron hasta Madrid equipos desde las provincias de Almería, Granada, Jaén y Málaga. Sus trabajos fueron de 24 horas al día, con turnos de operarios de ocho horas que un coordinador del Ayuntamiento por equipo iba ordenando. Las actuaciones han sido eliminación de nieve en la calzada (trabajos curativos), esparcido de cloruro sódico (sal) y ayuda a la salida de vehículos atrapados. El objetivo fue restablecer, en lo posible, la movilidad urbana y permitir el transporte desde grandes centros logísticos como Mercamadrid hasta los centros de consumo.

En la provincia de Granada desde finales de noviembre y hasta la fecha se están llevando a cabo tratamientos tanto preventivos como curativos en las vías de mayor altitud. Durante este periodo hubo tres episodios excepcionales de nieve. Del 3 al 5 de diciembre, del 31 de diciembre al 1 de enero y del 5 al 8 de enero. Estos dos últimos han sido los de mayor envergadura. Llegando la Aemet a decretar alerta naranja en la cuenca Guadix-Baza con una previsión de acumulación de nieve de más de cuatro centímetros el 5 de enero.

Esta situación afectó de manera importante a la A-92 y A-92N, A-330, A-337, A-4301, A-308, A-323, A-317. Como dato significativo, el consumo de sal para la realización de las tareas de vialidad invernal desde el 31 de diciembre asciende a 1.700 toneladas.