limpieza-barro-granada

El Ayuntamiento de Granada ha puesto en marcha un dispositivo especial de limpieza que se ha extendido también durante el fin de semana con el objetivo de que la ciudad recobre “la normalidad y su mejor imagen en el menor tiempo posible, tras la tormenta de arena que ha padecido la capital en la última semana”.

Así lo ha detallado el máximo responsable del área de Mantenimiento y Medio Ambiente de la ciudad, el concejal delegado, Jacobo Calvo, quien ha agradecido “el esfuerzo que están haciendo los operarios y la empresa, incluso en turnos de noche, para que el barro sea retirado de las calles con la mayor diligencia posible”. 

En este sentido, Calvo ha destacado que se trata de un operativo “sin precedentes, ya que tormentas de este tipo e incidencia no son comunes, lo que ha provocado la puesta en marcha de un plan especial en el que desde el pasado martes trabajan a destajo más de 30 operarios”. El operativo de Inagra se ha extendido también durante todo el fin de semana, y se ha desplegado además por todos los barrios de la capital, para limpiar el barro y polvo del Sáhara que desde el pasado martes 15 de marzo se posa sobre las calles de la ciudad, arrastrado por la borrasca “Celia”.

“La calima que ha afectado a todas las calles de Granada ha requerido la reorganización de los servicios ordinarios de Inagra y en especial de los vehículos que esparcen agua a presión, tales como: 2 barredoras de calzada con doble pértiga, 2 fregadoras, 2 baldeadoras, 6 hidrolimpiadores provistos de manga de baldeo, así como numerosos operarios con manga de riego”, ha detallado el edil. Además ha avanzado que las circunstancias especiales que ha traído la calima acaecida estos días sobre Granada han requerido «la salida a la calle de prácticamente todos los medios mecánicos que dispensan agua para poder limpiar las calles».