Termina el descanso de la Fundación CB Granada y comienza la recta final para el choque liguero que enfrentará a los rojinegros contra HLA Alicante en la séptima jornada de la LEB Oro. Pablo Pin, entrenador del Coviran Granada, ha valorado positivamente el parón competitivo por ventana FIBA al que se han sometido sus jugadores.

“Estamos contentos con el trabajo realizado esta semana, estamos con intensidad. Se ve a los jugadores con ganas de jugar. Este finde no se ha jugado y eso tiene una parte buena y otra mala. Ha venido bien para descansar a nivel mental. Desde que empezamos en verano habíamos parado un día y medio, así que el parón viene bien para recuperar”, ha afirmado el técnico.

Entre las principales recuperaciones del club se hallan la de Christian Díaz y, sobre todo, la de Alejandro Bortolussi. El argentino ha superado recientemente el COVID19 y, según Pin, va entrando en “dinámica normal” junto con sus compañeros, además de encontrarse “bien”. Por su parte, el base canario ha superado sus molestias de tobillo y será uno más en la expedición rojinegra que se desplace hasta el Centro de Tecnificación alicantino este fin de semana.

Pin conoce bien al HLA Alicante, un viejo conocido desde la estancia del club granadino en LEB Plata. Ahora, en Oro, el encuentro promete ser apasionante entre dos titanes del grupo B de la segunda categoría del baloncesto patrio. “Se puede decir que es un partido clásico. Alicante es un gran equipo. Tiene buena plantilla y entrenan bien. Por un lado, tenemos que igualar el nivel de intensidad, de dureza y de físico que ponen en pista para poder ganar. Además, tenemos que pensar en nosotros para tratar de sacar nuestro mejor baloncesto. Son buenos, pero nosotros también. Debemos jugar con confianza”, ha explicado el entrenador.

Granada y Alicante son claros candidatos para clasificarse a la siguiente ronda y de pelear por el ascenso a ACB. Los valencianos son líderes del grupo con seis victorias y ninguna derrota hasta la fecha. Por su parte, los granadinos cuentan con una derrota en su haber, lo que les hace llegar al partido como segundos con cinco triunfos. Aun con la primera plaza en liza, Pin considera el encuentro como uno más. “Se trata de un partido importante, pero no fundamental. Si pierdes, no desaparece el club. Si ganas, sumas victoria fuera de casa contra un rival directo, pero fuera de ahí, es un partido normal. Tenemos que jugar al máximo todos los días. Todos los partidos son fundamentales para nosotros”.

“Tenemos que jugar con alegría”

Para traerse la victoria de Alicante, Pin cree que “tenemos que ser capaces de jugar muy concentrados, fuertes y duros para que Alicante no nos haga ningún parcial tan grande como está haciendo. No han perdido ningún tercer cuarto y suelen romper el partido ahí. Nosotros tenemos que defender bien, dominar el rebote y jugar con alegría arriba”, ha concluido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.