No cesa el éxtasis rojiblanco tras una semana llena de alegrías. Las victorias ante Sevilla, PSV Eindhoven y Getafe han confirmado el gran momento de forma en el que se encuentra el Granada CF y han disparado aún más la ilusión de toda la afición nazarí. Sin embargo, no hay demasiado tiempo para contemplar lo logrado. El conjunto de Diego Martínez tiene una nueva cita marcada en rojo en el calendario: el estreno del estadio de Los Cármenes en la Europa League.

Aunque el feudo del Zaidín ya acogió a finales de septiembre al georgiano Locomotive Tbilisi en la tercera ronda previa de la competición continental, el próximo jueves 29 de octubre albergará su primer partido oficial de la Europa League en más de 20 años de existencia. En esta ocasión, la visita procederá del otro extremo del Mediterráneo. Concretamente, de la tierra que fue testigo de las peripecias de Ulises en su regreso a Ítaca.

El PAOK FC será el segundo rival del Granada en la Europa League, todo un campeón griego para escribir en la historia del club el debut de los rojiblancos como locales en el campeonato. El cuadro heleno consiguió un empate ante el Omonia chipriota en la primera jornada, por lo que buscará aumentar su casillero con un triunfo en Los Cármenes.

Entrenado por el portugués Abel Ferreira, el PAOK consiguió su billete para la Europa League tras caer eliminado de la ronda de playoffs de la Champions League ante el Krasnodar. Previamente, los griegos habían apeado del camino al Besiktas turco y al todopoderoso Benfica, un campeón de Europa en horas bajas. Por tanto, el club de la ciudad de Salónica podría ser el tapado del grupo E y desvelarse como un férreo candidato a pelear por el pase a dieciseisavos.

Thomas Murg logra las tablas ante el Omonia.

Fortaleza helena centrada en la defensa

El PAOK destaca por su buena capacidad para el repliegue defensivo. Con una zaga compuesta por tres centrales y dos carrileros, los griegos acumulan muchos efectivos a la hora de defender y se muestran cómodos buscando la meta rival a través de los flancos. Por la izquierda, aparece constantemente Dimitrios Giannoulis para apurar línea de fondo y buscar a los delanteros que aparecen desde el centro. En la derecha apareció Léo Matos ante el Omonia, aunque ante el Granada lo hará el sevillano José Crespo, capitán de los helenos. El brasileño ha confirmado su marcha al Vasco Da Gama.

En lo ofensivo, destaca el alemán Antonio Colak como referencia del PAOK. Se trata de un ‘9’ puro que, con su 1’86 metros de estatura, ataca todo balón aéreo que se cruce en su órbita. Quedando en el centro del área, el ariete espera el envío de Giannoulis para girarse rápidamente y disparar a portería. Un poco más retrasados le acompañan el austriaco Murg y el serbio Zivkovic, llegando con asiduidad en segunda línea para finalizar segundas jugadas.

De hecho, así llega el tanto del empate ante el Omonia. Primero, buen pase interior de Zivkovic para el pivote Schwab que, de espaldas a portería, cede el balón al punto de penalti para que Murg remate raso a la red tras incorporarse desde atrás. Especial atención merece el jovencísimo Christos Tzolis. El extremo podría entrar como revulsivo en el segundo tiempo si el PAOK necesitase desatascar el partido.

Ingason, en un partido con el Rostov.

Ingason, el último ‘vikingo’ nazarí

Por otro lado, si el partido se cierra, Schwab y El Kaddouri no tienen miramientos en chutar desde la zona de tres cuartos. Ambos integran un doble pivote en el que también suele aparecer Anderson Esiti en la rotación. Como curiosidad, junto con Fernando Varela o Giannis Michailidis, un ex granadinista pone orden en centro de la defensa: Sverrir Ingi Ingason.

El islandés ha logrado hacerse un hueco en la zaga griega tras su llegada procedente del Rostov en enero de 2019. Ingason es uno de los vestigios del peor Granada que se recuerda en Primera División. Aquel que con un sinfín de nacionalidades distintas consumó un merecido descenso a Segunda bajo las órdenes del ‘gunner’ Tony Adams en 2017. Tres años después, volverá a la que fue su casa, pero en Europa League y ante un Granada que saborea las mieles del éxito desde la parte alta de la tabla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *