pep-boada

Queda apenas una semana para que se cierre el mercado de fichajes y aunque el Granada da por cerrada su plantilla en cuanto a incorporaciones se refiere, la puerta de salida está entreabierta. Son varios los rumores que colocan a jugadores importantes fuera de la ciudad de la Alhambra, como son el caso de Domingos Duarte o de Dimitri Foulquier.

El director deportivo del club nazarí, Pep Boada, ha aprovechado la presentación de Rubén Rochina para afirmar que está “la tienda de campaña instalada en la Ciudad Deportiva hasta el día 31 de agosto. Estamos concienciados de que puede haber movimientos y estamos preparados para cualquier cosa que pueda surgir”.

Boada no es muy partidario de que el mercado se cierre el 31 de agosto con todas las grandes ligas ya comenzadas, habiéndose disputado hasta 3 o 4 jornadas en algunos casos porque “da la posibilidad de fichar jugadores a equipos que hacen los deberes tarde. Podría darse carpetazo antes teniendo en cuenta que las competiciones acaban en mayo y hay una pretemporada. Es una locura que el mercado acabe tan tarde”.

Retener a baluartes como Domingos o Foulquier es una de las misiones de la dirección deportiva, la otra es encontrar acomodo a jugadores con los que no cuenta Robert Moreno. En esa rampa de salida están Ramón Azeez, Adrián Marín y Joao Costa ‘Andorinha’: “El mercado va muy lento. Si hay un jugador que no entre en los planes del míster, estaremos pendientes de poder ayudar en este sentido”, concluía Pep Boada.