semana-santa-granada

“Ni en el peor de los sueños pensaba uno que esto pudiera llegar a suceder”. Así de contundente comenzaba la entrevista de Jesús Muros, presidente de la Real Federación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Granada, en el programa Directo Marca Granada. Hablaba con José Ángel Martos sobre la suspensión de la Semana Santa granadina en cuanto a las precesiones y demás actos asociados se refiere en este 2020. También de cómo afecta esta a la ciudad, a los hermanos cofrades y, en definitiva, a todo aquel amante de esta semana tan señalada en el calendario litúrgico de nuestra ciudad.

Muros reconocía, nada más comenzar la entrevista, que la decisión de suspender las procesiones fue “muy dura, pero no había otra decisión posible. Se ha demostrado que demorarla más hubiese sido un error”. Ahora, decía, buscando el consuelo de algún modo, toca “vivirlo a través de los medios”. Eso sí, confesaba que con mucha “sensación de tristeza”. Sin embargo, “los Hermanos Mayores se lo tomaron bien, porque era algo previsible. Con tristeza y sentimiento de frustración, obviamente, pero sabían que era inevitable”.

Gran perjuicio económico

La suspensión de la Semana Santa granadina afecta en muchos aspectos a la ciudad y a todo aquel aficionado a estas fechas. Uno de ellos es, sin duda, el plano económico. “Calculamos un impacto económico de aproximadamente cuarenta millones de euros de pérdidas”, comentaba de presidente de la Federación de Hermandades. Y proseguía: “Refuerzos de camareros en bares, personal en hoteles, pequeño comercio, vendedores de incienso, de globos, de chuches. Todos esos puestos este año no existen… El año pasado las previsiones meteorológicas eran muy malas y aun así estuvo todo lleno durante toda la semana. Tener todos esos negocios cerrados es una ruina”.

No solo a los comerciantes afecta esta suspensión, también a las propias hermandades y cofradías. “Parte de los ingresos vienen del alquiler de las tribunas, las tarjetas de sitio de los hermanos, etc. Veremos en qué situación está todo cuando esto pase, a ver si todos pueden pagar… Las Hermandades también han hecho gastos como son bandas, flores, etc.”. De las tribunas a los que hacía alusión Jesús Muros también hablaron durante la entrevista: “Tenemos que mantener una reunión con la empresa adjudicataria del contrato. Hay un contrato a largo plazo que contiene construcción y mantenimiento, no solo afecta a estos días. La intención es devolver el máximo posible de todo lo recaudado. Los abonados de los palcos tienen que entender que su dinero colabora con las Hermandades, pero por supuesto que devolveremos el máximo posible”.

Cautela sobre un posible aplazamiento y mensaje a los cofrades

Muchas voces piden un aplazamiento en vez de una suspensión de las procesiones. Y una de las fechas más populares, en caso de llevar a cabo ese traslado de los actos procesionales a otro momento, es el mes de septiembre. Sin embargo, comentaba Muros que “es algo que tenemos que dejar en espera. Habrá que valorarlo cuando pase esta situación. Además, hay que tener en cuenta que septiembre es el mes de la Virgen de las Angustias y que salir en procesión conlleva un dinero y si no se han tenido ingresos…”.

Antes de finalizar, Jesús Muros quiso mandar un mensaje de ánimo a los cofrades: “Quiero mandarle ánimos a los cofrades, que tengan fuerza y salgan adelante. La Semana Santa 2021 está a la vuelta de la esquina, así que a seguir trabajando. Mientras tanto, que sigan la de este año a través de los medios. Los actos de culto pueden seguirse a través de las retransmisiones de televisión, streaming y los canales de Youtube”.