A partir de agosto, Andalucía aplicó un acuerdo conjunto con las comunidades y el Ministerio de Sanidad. Así se cerraban por decreto los establecimientos de ocio nocturno: discotecas, bares de copas y pubs. Pero hay un vacío legal. Granada ha sido recientemente atizada por las imágenes divulgadas en la calle Ganivet por el descontrol del ocio nocturno y los jóvenes. Esto ha provocado la siguiente cuestión: ¿por qué siguen abiertos los negocios si tienen una normativa de no estar abiertos a partir de las 10 de la noche?

El principal motivo es el cambio en las licencias que los propietarios piden y las licencias iniciales que tenían. De esta forma sí pueden estar abiertos.

Según fuentes del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada, hay dos categorías que no pueden abrir según las restricciones. Discotecas, ahora denominadas establecimientos de esparcimiento, y los pubs con licencia de establecimiento de hostelería especial con música. La diferencia reside en que las primeras no pueden abrir, y las segundas solo si ofrecen bebida. Los locales pueden convertirse en otra clase o quedarse como están.

En Granada capital, el Ayuntamiento ha tramitado las peticiones de tres pubs y una discoteca para transformarse. De esta forma, los pubs se convierten en bares tradicionales. Esto los obliga a someterse a distintos horarios y aforos, añadiendo las restricciones aplicadas con motivo de la pandemia.

Hay negocios que tienen licencia de establecimientos de hostelería con o sin música. Licencia que poseen la mayoría de locales situados en calle Ganivet. Con horario de apertura desde por la mañana y con límites de aforo. Actúan como un bar normal.

Otros han optado por seguir como locales de hostelería especiales (pubs) ofreciendo comida elaborada que no requiera cocinado. Incluso llegan a acuerdos con establecimientos cercanos para ofrecer sus comidas a sus clientes mediante un suministro efectivo de alimentos. Este ejemplo se ha de tramitar a la Junta de Andalucía y no al Ayuntamiento.

El Ayuntamiento aclara que dentro de sus competencias inspeccionan los locales que presentan una declaración responsable para cambiar de licencia. La nueva licencia, le obliga a tratarlos como tal.

Las declaraciones responsables están siendo una ayuda beneficiosa para los establecimientos en tiempos de restricciones. Son un trámite que ya se ejercía con anterioridad en el Ayuntamiento y que no solo se aplica en Granada. Otras ciudades como Sevilla, les permite el cambio a cafetería provisional o como Mérida, Huesca, Oviedo o Zargoza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *