sima-granada-fs

Valiosísimo empate in-extremis del SIMA Granada frente a un durísimo Adimul Puntarrón en el municipal de Mula. Los granadinos se llevan un importantísimo punto de tierras murcianas en un encuentro, basado en el constante e incesante intercambio de golpes, en el que sucedió de todo y en el que pudo ganar cualquiera.

El partido arrancaba con mucha igualdad por parte de ambos conjuntos. Pronto se pondría de cara para los nazaríes ya que, como empieza a ser costumbre, Migue Fernández sumaba otra diana más para su cuenta particular materializando el 0-1.

Los murcianos comenzaban a meterse en el partido, generando ocasiones de peligro que harían tambalear la zaga nazarí, logrando Javi Castillo convertir el empate a uno. Con todo, poco después del ecuador de la primera parte el pívot del SIMA Granada, Jesús, colocaba por delante en el marcador a los suyos poniendo el 1-2 en el luminoso.

Los locales no se amedrentaron por este gol recibido, encontrando el premio del gol que devolvería las tablas. Fue tras una circulación y disparo lejano, escorado en banda derecha, ajustando Salvador el cuero al ángulo superior del palo corto granadino a los diecisiete minutos.

Tras la reanudación, Puntarrón quiso imponer su ritmo de juego, planteando así una presión en ¾ de pista para complicar la salida de los de Rafa García. Las ocasiones del conjunto rojiblanco no cesaban y se convertía en un asedio sobre el marco local. Ante esta circunstancia Puntarrón bajaba su defensa a media pista para tratar de tener sus oportunidades al contragolpe, basando sus ataques en buscar pases en largo tratando de conectar con sus pívots.

Tantas ocasiones del SIMA Granada que, finalmente encontraron el ansiado gol del empate, tras un saque de banda ejecutado con un golpeo de Molero al segundo palo que acabó encontrando como rematador a Migue Fernández, en boca de gol, para poner el 3-3 en el marcador.

Ambos conjuntos se encontraban en bonus. Migue Fernández se aprovechaba de esta situación para forzar la 6º falta. Arco sería el encargado de transformar el “diez metros” con un disparo seco abajo a la derecha del meta local, subiendo el 3-4 al electrónico.

Los locales, yendo abajo en el marcador, se vieron obligados a sacar el portero-jugador para tratar de empatar el partido. Tras una gran acción de cinco, José Carlos remataría en el segundo palo obteniendo el tanto del empate a falta de tres minutos para el final del choque.

No se contentaron con ello y fueron a por más. Un minuto después, en una gran jugada conectando con su pívot, Javier firmaría el 5-4 para el conjunto local.

Rafa García pedía tiempo muerto en el minuto 39 tratando de intentar la “heroica”, que finalmente materializó. Otra vez el tanque, Miguel Fernández, volvía a anotar, firmando un espectacular hattrick, que esta vez cerraba definitivamente el marcador, sellando el definitivo.