Todas las miradas en este martes 5 de mayo están puestas en el Congreso de los Diputados. Allí se votará una cuarta extensión del estado de alarma que pretende perdurar hasta el 24 de mayo como mínimo. Para ello se hace fundamental la abstención del Partido Popular tras la negativa de los nacionalistas y VOX.

Si en la noche del 9 de mayo acaba el estado de alarma, acabará también el confinamiento. Habrá libertad de circulación y de movimientos entre provincias, lo que dificultaría la desescalada propuesta por Sanidad y el Gobierno.

El Estado Central dejaría de tener todas las competencias y el mando único, que pasarían a manos de las Comunidades Autónomas. Algunos gobiernos regionales aseguran tener un plan por si se diera esta circunstancia.

Las principales dudas surgen en materia económica social, con los ERTE, ayudas a los autónomos o la renta mínima de la que se ha hablado mucho y parece haber quedado en el olvido. Los ERTE estarían vinculados a la duración de esta situación de excepcionalidad, por lo que podrían dejar de funcionar el día después a que se levante. También habría que analizar otras medidas como las moratorias de las hipotecas y alquileres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *