Las nefastas cifras de contagios en la primera quincena de octubre iban a traer consecuencias. La visita del Consejero de Salud, Jesús Aguirre hasta Granada acarrearía una serie de medidas para contener la expansión del virus. Las reacciones de los dirigentes políticos no iban a tardar en sucederse.

El alcalde de Granada ha expresado su opinión en un audio en el que avala la decisión de la Junta de Andalucía: “Las medidas son mesuradas y razonables. No quitan la movilidad de la ciudad y eso es muy importante, pero sí limita la concentración de personas que es el objetivo que se persigue”.

Luis Salvador confiesa que en la noche del jueves entre las 21:00 y las 23:00 horas se reunió “con el sector de la hostelería, donde acabamos consensuando medidas similares a las que ha impulsado la Consejería para intentar frenar el virus. Mi reconocimiento a la Federación de hostelería, a los hosteleros, y al paso adelante que ellos mismos decidieron dar para intentar ayudar mitigar el virus”.

El líder de la oposición, Paco Cuenca, piensa que las restricciones han llegado algo tarde y realiza una petición al Gobierno autonómico: “La situación exige extremar las precauciones. Las nuevas medidas de la Junta pretenden frenar esta segunda ola. Deberían haberse aprobado antes. Sean bienvenidas. Echo de menos otras: refuerzo de la atención primaria o el incremento de las PCR. Y las seguiré exigiendo“.

Algunos Ayuntamientos del distrito metropolitano, también afectados por las nuevas normas, se han pronunciado al respecto en redes sociales, con el fin de informar y concienciar a sus vecinos de la importancia de seguir a rajatabla las citadas medidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *