recinto-ferial-de-granada-atracciones

Vuelve la actividad al recinto ferial de Granada. Al menos a la mitad de él. Después de un Corpus 2020 de total ausencia, y aunque la zona de casetas seguirá sin su habitual trajín, la vida regresa a la zona de las atracciones. Los columpios, como se conoce en nuestra ciudad a esa parte del ferial, tiene vida de nuevo.

Y con la vida de vuelta a los columpios, vuelve también la sonrisa a la cara de los feriantes, una sonrisa que permanece oculta bajo la mascarilla. Hace exactamente un año, este medio hablaba con Miguel Ángel Antúnez, vocal de la Asociación de Feriantes de Andalucía, Ceuta y Melilla. Antúnez definió la situación para su sector como “ruinosa” hace doce meses.

Hoy, La Gaceta de Granada conversa con Víctor Manuel Fernández, presidente de la Asociación de Feriantes de Granada y provincia. El panorama, aunque todavía complicado, comienza a esclarecerse. “Tenemos muchísima ilusión, estar de regreso en el recinto ferial Granada capital después de un año tan difícil es una gran alegría”.

Medidas de seguridad a la altura de la situación

Antúnez nos comentaba hace un año que iban a perder el verano. No les dejaban trabajar por miedo a los contagios. Hoy, “tenemos toda una serie de medidas y protocolos de seguridad que le dan tranquilidad al usuario”, afirma Fernández. Y añade: “Se ha demostrado que hemos tenido muchos menos contagios que otros sectores”.

“El recinto ferial de Granada está perimetrado”, nos cuenta Víctor Manuel Fernández, el presidente de la asociación. Así, prosigue, “tenemos en todo momento el control del aforo, que nos han permitido que sea de más de 4.475 personas”. Además, los feriantes “desinfectarán su atracción antes y después de cada uso”.

Esperanza sí, pero con tranquilidad

La mejora progresiva de la situación de la pandemia es una alegría. Eso sí, el panorama no es todo lo positivo que podría ser. “Tenemos la esperanza de que al ir volviendo las grandes ferias, como esta de Granada, se vayan animando también todos los municipios de alrededor”.

“¿Qué esperan para este verano?”, le preguntamos a Víctor Manuel Fernández. “La situación va a ir mejorando, sin duda, pero yo calculo que hasta 2025 no estaremos como antes de la pandemia en los que refiere a las ferias”. Está claro, queda trabajo, pero el primer paso está dado. Que las sonrisas sigan creciendo y que ni las mascarillas puedan ocultarlas.