Red Bull Al-Andalus se ha estrenado por todo lo alto, con un concepto de competición nunca visto hasta ahora en el mundo del parkour: una carrera uno contra uno con obstáculos y acrobacias en la que no solo hay que ser el más rápido sino el más arriesgado en los trucos sobre el recorrido. 

El cielo plomizo sobre el mítico barrio del Albaicín (Granada), no ha restado espectacularidad a la cita que ha tenido lugar este sábado. Con el paisaje de Sierra Nevada enmarcando el fondo y la Alhambra siempre asombrosa, los mejores veinte ‘freerunners’, divididos en categoría masculina y femenina, se han enfrentado para alzarse con el título de ganador del primer torneo Red Bull Al-Andalus.

FOTO: Red Bull España.

Todos han tenido que superar los 14 obstáculos repartidos en los 70 metros del circuito y en un duelo uno contra uno lograr ser no solo los más rápidos si no deslumbrar a los jueces con sus acrobacias. La Placeta Cristo de las Azucenas ha sido el escenario de un circuito absolutamente integrado en su arquitectura que suponía un auténtico desafío para los atletas. Pese a la dificultad del trazado, los atletas han desplegado todo su talento para deslumbrar a los jueces con sus acrobacias más locas que, sin lugar a duda, darán la vuelta al mundo. 

El responsable de este trazado no ha sido otro que Santi Iglesia Abellán, ingeniero y diseñador, que se ha mostrado “feliz y satisfecho” con el resultado de la prueba. “Lo más complicado era crear un circuito que fuera competitivo para las dos categorías”. Para Santi lo más importante era que no solo fuera un desafío, sino que freerunners disfrutasen y pudieran “dar el máximo espectáculo poniendo al límite a los mejores del mundo”. Además, pese a que pensó mil trucos que podrían hacer los atletas, le han sorprendido con cosas que jamás hubiera imaginado. “El sideflip-precisión a la fuente de Ed Scott ha sido de lo más loco que he visto”, aseguraba. Esta acrobacia recibió además el premio “Best trick” de la final. 

FOTO: Red Bull España.

Tanto competidores como el diseñador han salido muy satisfechos de la prueba y espera que se repita pronto. Santi ya está pensando en nuevos recorridos para un formato innovador que funciona a la perfección. “Ves que tiene sentido, que da espectáculo”. 

La sorpresa de la tarde la dio el español Iván Velázquez, que tras pasar por una ronda de repesca ha logrado terminar en segunda posición. “Nunca había competido y hoy ni siquiera pensaba que pudiera ganar”, ha asegurado el freerunner que acudió al evento para cubrir una baja de última hora. Empezó midiéndose con Alberto Gómez ‘Mini’ y luego se cruzó con Ed Scott, uno de los favoritos. “Cuando he ganado a Ed he empezado a creer que podía ganar, aunque he estado muy nervioso desde el principio”. En la ronda final fue el mexicano Xavia Rodríguez quien se alzó frente a él con la victoria. “Este tipo de eventos son una oportunidad. Ha sido impresionante”.

FOTO: Red Bull España.

Para completar una tarde en la que la fusión del freerunning y el parkour han sido claves, Red Bull Al-Andalus ofreció un auténtico espectáculo audiovisual en el que las actuaciones de flamenco y breakdance inundaron de auténtica magia este evento único en el mundo.