La Junta de Andalucía ha vuelto a publicar nuevas restricciones para intentar paliar los efectos negativos del coronavirus y controlar la pandemia. El sector de las bodas es sin duda el principal perjudicado, pues se verá obligado a reducir aforos y a cambiar su protocolo de celebración.

En cuanto a la afluencia, las bodas que se celebren al aire libre tendrán que limitar el aforo de 300 a 150 personas. A su vez, las celebradas en espacios cerrados procederá de la misma forma de 200 a 100 personas.

Además, tampoco se podrá celebrar la tan típica barra libre en los eventos matrimoniales, sino que los asistentes deberán permanecer en todo momento en mesas de 10 personas como máximo. La celebración no se podrá prolongar más allá de la 01:00 de la mañana.

Este ámbito no es el único damnificado. Otra petición del Gobierno autonómico es el cierre al público de las playas entre las 21:30 y las 07:00 horas. Algunas actividades como la restauración o pesca sí se podrán llevar a cabo en el litoral andaluz, quedando exentas de la limitación.

Otras medidas

El principal objetivo del Ejecutivo andaluz es favorecer la celebración de actividades al aire libre en lugar de en espacios cerrados. Por este motivo, los bares podrán estar operativos al 100% en sus terrazas, mientras que el aforo del interior quedará limitado al 75%.

Los congresos y ferias, así como los cines o los teatros, podrán albergar un aforo máximo del 75%. Si es en interior, 800 personas de público, y si es al aire libre, 1.500.

Esta nueva normativa, que entrará en vigor en el BOJA próximamente, quedará aplicada con modificaciones puntuales “hasta la primavera de 2021”, momento en el que se espera tener acceso a la vacuna que acabe con el COVID19, según ha asegurado el consejero de Salud y Familias, Javier Imbroda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *