El Granada CF ha acometido, en el mercado de fichajes invernal que finalizó anoche a las 00:00 h., dos incorporaciones. Domingos Quina, centrocampista procedente del Watford FC, y Adrián Marín, lateral izquierdo que viene del Alavés, apuntalan la plantilla de Diego Martínez. Ambos fichajes se hicieron ayer, en el último día de mercado y tras un mes en el que la parcela institucional del club ha marcado la ventana de traspasos.

Si la incorporación de Quina y Marín es fructuosa solo el tiempo lo dirá. Lo que sí podemos es echar la vista atrás y repasar quiénes son y cómo resultaron los fichajes de pasados mercados invernales. Operaciones como las de Rui Silva, Vallejo o Foulquier son la nota positiva de las últimas temporadas, pero no podemos olvidar los Salvador Agra o Hjulsager.

Estos dos últimos nombres son el sinónimo perfecto para lo que fue aquella campaña 2017-’18. Contaron poco para José Luis Oltra y cuando el valenciano fue destituido su película no cambió demasiado. Veinte presencias y una asistencia entre los dos es el pobre bagaje con el que se fueron de Granada el término de la temporada. El portugués se dejó ver por Cádiz la temporada siguiente, pero también sin suerte. El danés sumó alguna presencia con el Celta, club al que pertenecía, pero terminó saliendo al Oostende belga.

La temporada del último descenso, la 2016-’17, tuvo sus luces y sus sombras en lo que a incorporaciones invernales se refiere. Aquel año llegaron Rui Silva, que no jugó de forma continua hasta que Diego Martínez se hizo cargo del banquillo, Adrián Ramos, el héroe de Albacete, Ingason o Wakaso. También otros nombres con nula o casi nula presencia como Héctor Hernández, Molla Wagué, Panagiotis Kone y Martin Hongla, que llegó para reforzar el filial.

La temporada 2018-’19 siempre será recordada por el ascenso…y por el fichaje ‘in extremis’ de Ramón Azeez. El nigeriano, recientemente cedido al Cartagena, fue inscrito por el Granada a las 23:59 h. del último día de mercado procedente del Lugo. Antes de eso ya habían sido anunciados Bernardo Cruz, también del club lucense, y Dani Ojeda, cedido por el Leganés, que por aquel entonces militaba en Primera División.

Por último, la pasada temporada, la 2019-’20, fue la del regreso de Foulquier a Granada, tres años después de poner rumbo a la Premier. También llegaron Vallejo, que repite cesión esta temporada, y Gil Dias, que pasó sin pena ni gloria por la banda de Los Cármenes, pero siempre podrá decir que jugó en el Granada que consiguió clasificarse a Europa. Poco después, en febrero y gracias a la ficha liberada por Quini, llegó Antoñín, quien tendrá que luchar por un sitio en la plantilla de la 2021-’22.