granada-valencia-robert

Robert Moreno, entrenador del Granada CF, valoró en rueda de prensa el punto conseguido por su equipo. El empate a uno entre nazaríes y ches supuso el segundo empate consecutivo de los rojiblancos horizontales en otras tantas jornadas ligueras. “Creo que el empate es justo, visto lo visto sobre el campo”, reconoció el entrenador catalán.

Moreno cambió el dibujo táctico de su equipo respecto a la primera jornada de liga. En el Estadio de la Cerámica dispuso un 4-3-3 que hoy ha pasado a ser un 5-3-2. En el descanso, sin embargo, regresaba a un esquema de dos centrales. Preguntado por ello, lo justificaba así: “No queríamos que nos hundieran atrás y lo estaban haciendo con cambios de dirección. Por eso hemos cambiado a nivel táctico en el intermedio”.

El entrenador del Granada CF se mostró “muy contento” con sus jugadores. A esto añadía que “hemos rendido muy bien ante un Valencia con internacionales de varios países, que compite mucho”. Y remataba: “Estamos orgullosos, queríamos darle una victoria a la afición, que hoy volvía al estadio, pero no ha podido ser”.

También analizó el tema de la competencia en la portería. El gran partido de Aarón Escandell ha sido la respuesta al fichaje de Luis Maximiano a principios de esta semana. “Es maravilloso tener competencia en el equipo. Si hay competencia nos hacemos todos mejores. Esto vale para la portería y para cualquier otra parte del campo”.

Robert ha reconocido también sentirse descontento por habérsele escapado dos puntos en el tramo final: “Por supuesto que me da coraje. Estos jugadores están preparados para ganar a cualquier equipo de LaLiga. Este equipo va a competir siempre. Este equipo es una maravilla. Cada vez que dejemos de ganar los tres puntos me va a dar coraje“.

Por último, el partido no ha estado exento de polémica. De hecho, el empate del Valencia ha llegado tras un riguroso penalti señalado sobre Gayá. Además, ya en el tiempo de descuento, Montoro ha marcado un gol que ha sido anulado por el VAR. “Arbitrar es muy difícil. Le pido a mis jugadores que nos centremos en lo que podemos controlar, no quiero excusas. Había que meter el segundo, si lo hubiésemos metido, aunque nos pitasen el penalti hubiésemos ganado”, ha concluido.