La Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo está preparando una nueva regulación del programa de Escuelas Taller y Talleres de Empleo. Unas novedades que mejoran su eficacia, tras constatar en un Informe de Evaluación los bajos niveles de inserción del alumnado tras la finalización de los proyectos.

Así lo ha anunciado la consejera Rocío Blanco en una comparecencia parlamentaria. En la que ha reafirmado el compromiso con el mantenimiento del programa que se prevé que en su próxima convocatoria alcance un presupuesto de 30 millones de euros.

Tras finalizar los proyectos, un 22% del alumnado encontró trabajo en los seis meses siguientes. Un análisis más detallado muestra que solo un 2,5% se ocupó en un puesto que estuviese relacionado con la formación recibida. Además, consta que los proyectos no respondían en todos los casos a las necesidades locales del mercado de trabajo. Más de la mitad se centraban en solo cuatro familias profesionales.

La consejera ha asegurado que también se han incorporado aportaciones del sector formativo. Entre las novedades a introducir, Rocío Blanco citó la apertura de estos programas a las entidades privadas sin ánimo de lucro para proyectos de utilidad pública e interés social. Además de la la adaptación a ocupaciones que respondan a las necesidades del mercado, con un proceso participativo que facilite un diagnóstico de la situación.

También se baraja en los Talleres de Empleo, dirigidos a mayores de 30 años, que el colectivo de mayores de 45 años. Incluso mujeres víctimas de violencia de género se vean favorecidos en los procesos de selección de los proyectos.