La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha alertado de que la crisis consecuencia de la pandemia por Covid-19 “ha incrementado los mensajes discriminatorios y de odio hacia determinados colectivos por razón de su ideología, religión o creencias, origen nacional, etnia, sexo, género, situación familiar, orientación e identidad sexual, enfermedad o discapacidad; lo que supone un avance, muy reprobable, en los discursos y delitos de odio”.

Durante la presentación del informe Raxen que elabora Movimiento contra la Intolerancia, la consejera ha apuntado que “el propio Consejo Audiovisual de Andalucía, en su informe de febrero de 2021, advierte de la presencia y la gran capacidad de propagación del discurso de odio en las plataformas de intercambio de videos y en las redes sociales; desde el inicio de la pandemia en un ámbito donde resulta difícil legislar y establecer un control”.

De esta forma, el Gobierno andaluz, mediante el Derecho penal, lucha contra el racismo, la xenofobia y las prácticas discriminatorias que no pueden permanecer veladas”, ha subrayado. Ruiz ha considerado incorporar, con carácter inmediato; un instrumento de cautela y protección a las víctimas de estas conductas. Con el fin de prevenir el incremento de las acciones constitutivas de delitos de odio y su erradicación”.

Los delitos de odio han aumentado en España con la pandemia

Según recoge el informe del Ministerio del Interior sobre la evolución de los delitos de odio en España; a pesar de los avances normativos y sociales,  aumentaron en España un 6,8% en 2019 respecto al año anterior. Concretamente, los motivados por racismo y xenofobia fueron los que más se incrementaron, un 20,9%, seguidos de los motivados por razón de orientación sexual e identidad de género, que subieron un 8,6%.

Este documento también pone de manifiesto el significativo incremento de las amenazas, injurias y discriminación a través de internet y las redes sociales. Éstas intensifican de forma exponencial el daño producido a las víctimas. Además, solo entre el 10 y el 15% de las personas denuncia este tipo de delitos, por lo que la consejera ha insistido en la necesidad de “transmitir el mensaje de que la Administración está ahí para ayudarles y acompañarles en todo el proceso”.

Rocío Ruiz: “Una sociedad sana, una sociedad del siglo XXI, tiene que estar al lado de las víctimas y señalar a quienes las agreden”

La consejera se ha referido a “dos hechos terribles que se han producido en las últimas semanas”; el asesinato de un joven en Galicia presuntamente por su condición sexual; así como otra muerte violenta de un joven con Asperger. “No podemos quedar impasibles ante conductas delictivas que promueven o justifican la discriminación y el odio a través de la intolerancia hacia determinados grupos sociales.

Estos hechos constituyen vulneraciones muy graves contra los derechos humanos. Éstos atentan contra la dignidad, el derecho a la vida y a la integridad física y moral; la libertad ideológica, religiosa y de culto y el desarrollo de las personas en igualdad de condiciones y oportunidades. Una sociedad sana, una sociedad del siglo XXI, tiene que estar al lado de las víctimas y señalar a quienes las agreden”, ha concluido Rocío Ruiz.