rui-silva

El Granada CF ha publicado una entrevista exclusiva con Rui Silva, guardameta del primer equipo que le ha dicho adiós a la afición tras más de cuatro temporadas vistiendo la zamarra nazarí. El portugués ha aseverado que en el Granada “he crecido mucho. Llegué joven y al principio me costó adaptarme. Fue mi primer año fuera de Portugal y el hecho de salir de casa me hizo madurar. El Granada me lo ha dado todo”.

Rui Silva ha hecho referencia directa a sus comienzos como rojiblanco, cuando salió del Nacional de Madeira luso para recalar en un Granada que acabaría perdiendo la categoría unos meses después de su llegada. “En mi primera etapa tenía mucha ambición, muchas ganas de jugar en una de las mejores ligas del mundo. Mi primer año y medio aquí fue de crecimiento y de aprendizaje”.

El meta se aferró a la titularidad bajo la portería de Los Cármenes de la mano de Diego Martínez, entrenador con el que ha vivido grandes momentos deportivos. “Me tocó vivir mis mejores años a nivel deportivo. El segundo año en Segunda, cuando empecé a jugar, fue importante. Necesitaba minutos y ganar confianza. A nivel personal fue increíble y también en lo colectivo con la consecución del ascenso. Al año siguiente, ya disfrutamos de volver a Primera. Era lo que queríamos en el club y lo que se merecía esta afición”.

Por último, Rui Silva no ha dejado a un lado este espectacular curso de participación europea inclusive. “Hemos disfrutado de Europa en una competición histórica. Lástima que se ha dado sin aficionados, pero a saber cuándo se repetirá otra vez. Ha sido muy importante para mí para crecer como jugador y persona. Le debo mucho al club y a la afición por todo su cariño. Con esta camiseta he logrado lo máximo, que es dar lo mejor de mí. Me voy con la conciencia tranquila”.

Por su parte, el Granada también se ha dirigido hacia el arquero portugués, todo un “ángel de la guarda” llegado a la ciudad de la Alhambra desde el país vecino para escribir su nombre en la historia y en el corazón rojiblanco.