La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, ha concluido, con la reunión con Ciudadanos, la ronda de contactos con los grupos políticos para la tramitación de la nueva Ley de Infancia y Adolescencia de Andalucía. Esta norma “nace con la vocación de dar voz a los niños, niñas y adolescentes, fomentando su participación en la sociedad”.

La ley tiene como objetivo garantizar la protección a la infancia y adolescencia, atender las necesidades que ya venían existiendo. Así como las que han ido surgiendo en tiempos más recientes, regular los derechos y deberes que asisten a las personas menores de edad. Además de definir el ámbito competencial de la Administración de la Junta de Andalucía en esta materia, creando escenarios para la participación infantil.

“Nuestro reto con esta Ley es proteger y salvar a la infancia. Que no haya niños y niñas menores de 13 años en centros residenciales y que los menores de 7 años pasen allí menos de tres meses. Para ello, vamos a potenciar las familias de acogida, a las que les vamos a dar facilidades, porque la labor que hacen es impagable. Además, vamos a agilizar todos los trámites“, ha señalado.

Así, la consejera ha destacado el compromiso de su departamento. De esta forma propiciar “un modelo de atención residencial donde primen la calidad y calidez de las actuaciones. Para lo que se establecen unos límites mayores que en la normativa estatal en coherencia con la apuesta decidida de esta comunidad por el acogimiento familiar“.