salvador-granada

«Ser vuestro alcalde estos dos últimos años ha sido el mayor honor al que se puede aspirar en la vida». El ya ex alcalde de la ciudad de Granada, Luis Salvador, se ha despedido así de la ciudadanía a través de una carta en sus redes sociales después de anunciar su renuncia ante los medios de comunicación.

Salvador ha realizado una defensa de sus algo más de dos años de mandato en la Plaza del Carmen, que se iniciaron en 2019 con ese objetivo de «hacer despertar» a la ciudad, que tenía que «salir a competir con las principales capitales de Andalucía y España» con un proyecto sólido.

Un proyecto que se erigió desde el primer momento sobre un pilar fundamental. La Capitalidad Cultural Europea de Granada para el año 2031 ha sido el principal desafío de este plan ideado para «el corto, el medio y el largo plazo» de la ciudad. Sin embargo, todo pareció frenarse en seco en marzo de 2020.

«Cuando llevábamos ocho meses de mandato, un virus cruel -el COVID19- irrumpió en nuestro día a día y cambió nuestras vidas para siempre», explica Salvador. Ante todo «el temor, la incertidumbre, las restricciones, el distanciamiento social y la paralización de la actividad económica», Salvador decidió que «debía dar un paso al frente y acompañar a nuestros trabajadores esenciales para que se sintieran arropados. El proyecto de ciudad debía continuar».

Presupuestos y principales mejoras

El máximo dirigente municipal ha sacado pecho de ciertos logros obtenidos durante su gestión, entre otras cosas, gracias al vital apoyo ofrecido en ese momento por el Partido Popular. «Hoy contamos con un Presupuesto que no existía desde 2015, o que estamos dando pasos para que haya un nuevo PGOU sustituyendo al de 2001», ha añadido.

Salvador ha valorado otras iniciativas como el proyecto del Anillo Verde o la rebaja del pago a proveedores, así como la marca GRX en pro de la modernización de Granada. «Todo esto en una Granada más humana, accesible e inclusiva, pensada para las personas, y muy especialmente, para nuestros mayores. Hoy, Granada es respetada por los principales alcaldes de toda España», ha comentado.

Dardos a PP y a los naranjas ‘fugados’

Por otro lado, el ex alcalde también ha tenido palabras de reproche hacia la formación popular por su marcha del Gobierno. «Nunca hubiera podido pensar que un partido de gobierno como el PP permitiría que sus concejales abandonasen su responsabilidad con el equipo de Gobierno y los granadinos. Con la única intención de conseguir un sillón y un intercambio de nombre en la alcaldía».

«Tampoco hubiera podido pensar -ha proseguido- que dos ediles de Ciudadanos, a los que he otorgado siempre mi confianza y con los que he compartido proyecto, ilusión y campañas, traicionasen el voto de los granadinos e hicieran saltar por los aires un gobierno que ha dado buenos resultados para esta ciudad».

Por último, Salvador se ha dirigido directamente a la ciudadanía pidiendo «unión. Seamos ambiciosos y luchemos por Granada, pues será el mejor legado que le podamos dejara todos los que queremos», ha concluido. Granada espera cambiar a naranjas por socialistas en un plazo máximo de diez días.