ronda-diaria-granada

El Ministerio de Sanidad y las comunidades definitivamente no endurecerán las restricciones durante la Semana Santa. La intención del Consejo Interterritorial era cerrar la actividad no esencial a las 20h, pero no se ha conseguido llevar a cabo. De esta forma, se siguen manteniendo las restricciones que se habían dictado el pasado 10 de marzo. Cierre perimetral de las comunidades, toque de queda a las 23h y reuniones de cuatro personas en interiores y seis en exteriores.

El departamento que encabeza Carolina Darias se planteó esta idea tras comprobar que se avecinaba una cuarta ola. El miedo que se ha generado al observar que la curva de contagios está volviendo a crecer, generó dudas y por ello querían endurecer las medidas estipuladas.

Desde el Ministerio de Sanidad se ha estudiado la incidencia que está teniendo el virus actualmente. Se afirma que hay un estancamiento en el frenazo del número de contagios, al igual que existe un leve cambio de tendencia que se está dando en algunas autonomías. Esto provocaría una nueva atención hospitalaria y los hospitales no están en condiciones óptimas para recibir nuevos pacientes. Especialmente en salas de cuidados intensivos, donde se encuentra aún una alta ocupación.

Las experiencias pasadas, como en Navidad, han empujado al Ministerio a tomar esta decisión. Sin embargo, la mayoría de comunidades han optado por el mantenimiento de las restricciones que se estipularon el pasado 10 de marzo y no cambiarlas. Comunidades como Castilla y León se han posicionado del bando que piensa que sí habría que endurecerlas.

No obstante, la última palabra siempre la va a tener las comunidades. Pues sus representantes pueden decidir el cierre de actividad no esencial según su incidencia. Al igual que el toque de queda, podrán adelantarlo a las 22h.