La Comisión de Salud Pública trabajando en colaboración con las Comunidades Autónomas y el Ministerio de Sanidad han acordado el cierre perimetral de las comunidades a lo largo de la Semana Santa. De esta forma se pretende evitar lo que significaría la cuarta ola. No obstante esta decisión tiene que ser consensuada por el Consejo Interterritorial, el próximo miércoles.

Esta es solo una medida de algunas otras que se van a ir pronunciando a lo largo de las próximas semanas. Otra medida va a ser la de los encuentros sociales en sitios cerrados con personas que no sean del mismo domicilio. Y por supuesto queda totalmente prohibido celebrar eventos masivos que convoquen aglomeraciones de personas. Al igual que el toque de queda que se mantendrá desde las 22.00 hasta las 6.00, como hasta ahora.

De esta forma desde estas entidades se pretende rectificar el error cometido en las navidades. No volver a cometer las mismas decisiones que provoquen que se alargue un poco más la pandemia. Lo importante es que no vuelvan a surgir rebrotes, por ello no quieren correr ese riesgo. Y abrir las fronteras perimetrales de las comunidades significaría que la gente tuviese la oportunidad de viajar en estas vacaciones.