La Junta de Andalucía va a invertir 23,8 millones de euros para contratar a 3.000 auxiliares de control de playas desde el 15 de junio hasta el 15 de septiembre. Esta medida está enmarcada en el Plan de empleo para playas seguras y será en esta última semana de mayo cuando se seleccione al personal.

Los ‘vigilantes’ de la playa tendrán un sueldo neto de aproximadamente 1.900 euros mensuales. Deberán aportar el certificado de la Educación Secundaria Obligatoria y en caso de no tener dicha formación académica, demostrar su experiencia laboral en la materia por al menos 3 meses. También se permite acreditar un curso profesional de al menos 50 horas.

La selección del personal se realizará a través de una “Bolsa Única Común creada por el Ejecutivo autonómico hace apenas unos meses. En concreto, se llamará a los inscritos en la categoría de personal de servicios generales”.

El cometido de estos vigilantes es el de controlar el acceso y aforo de las playas; informar a la Policía Local de las incidencias; realizar tareas de ayuda o socorro bajo la dirección de la Policía o Protección Civil; recibir y orientar a los visitantes; controlar el tránsito de peatones por vías colindantes; y otras funciones que se les mande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *