Una vez más, el Gobierno modifica su planteamiento inicial tras las continuas quejas del sector hostelero. Al igual que sucedió con la salida de los niños, el Ejecutivo recule y permitirá que las terrazas de bares y restaurantes abran al 50% de ocupación y no al 30% como se había previsto.

Otra de las medidas importantes del desconfinamiento es que aquellas provincias que lleguen a la fase 1, es decir la segunda, podrán realizar reuniones en viviendas particulares y terrazas. Como máximo podrán estar diez personas y manteniendo una distancia de seguridad de dos metros.

Es decir que desde el 11 de mayo, las provincias que dejen atrás la fase cero, podrán beneficiarse de estas nuevas medidas. Por otra parte, desde el lunes 4 de mayo los comercios de menos de 400 metros cuadrados empezarán a funcionar siempre que los clientes tengan cita previa y se tomen todas las precauciones higiénicas.

En las tiendas de ropa cada dependiente atenderá a un único cliente. Y se retomará cierta normalidad en la ocupación de vehículos, pudiendo ir dentro todas las personas que convivan juntas. En caso contrario, sólo podrá haber una delante (el conductor) y otras detrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *