La marca de coches SEAT ha puesto en marcha una campaña para que sus empleados puedan conocer si tienen el covid. De esta forma, SEAT pretende aportar su grano de arena para frenar el número de contagios que está golpeando a la población.

Desde el 1 de enero, la compañía ha realizado 15.000 tests a sus empleados. Además, ha establecido un plan de pruebas rápidas masivas. Este plan entra en vigor a partir del jueves. De esta forma más de 10.000 trabajadores de todos los centros de trabajo se realizarán test de antígenos dos veces por semana. Una media de pruebas de 4.500 al día.

El objetivo de esta medida es minimizar el riesgo de que se produzcan brotes en los puestos de trabajo y destensar la red de salud pública. El alarmante incremento de casos en el ámbito social y el avance de la cepa británica han hecho que SEAT haya tenido que tomar esta medida.